árbitro

(redireccionado de árbitros)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • sustantivo

Sinónimos para árbitro

juez

Sinónimos

colegiado

Sinónimos

Sinónimos para árbitro

juez

Sinónimos

Ejemplos ?
Toda persona que pertenece a una sociedad, alterado el sistema de gobierno, o pasando el país a poder de otro príncipe, queda en el estado de libertad natural para trasladarse con su fortuna adonde le convenga, sin que haya derecho para privarle de esta libertad, a menos que tenga contraída alguna deuda con la sociedad a que pertenecía por delito, o de otro de los modos que conocen los publicistas: en este caso están los europeos avecindados en Nueva España y los americanos residentes en la península; por consiguiente, serán árbitros a permanecer adoptando esta o aquella patria...
Es a su juicio una forma tumultuaria en la que ni queda la justicia, calla el eco de la libertad y se atropellan los respetos de un ciudadano, porque habiendo llegado nuestra desunión al último período y el desenfreno de las pasiones tomado el cuerpo de que es susceptible, por manera de que cualquiera se considera árbitro para improbar y calificar a las personas que no son de su devoción, ninguno será osado a proponer aquella, de cuya probidad, integridad y patriotismo esté convencido sin lo la que haya sido la primera en el orden de la nominación; y éste es un mal consiguiente a esta forma viciosa; por otra parte, siendo los alcaldes de barrio el órgano inmediato de las elecciones, árbitros en las citaciones y privativos jueces de los votos...
IGUALDAD Que siendo las autoridades ó árbitros nombrados por pacto expreso de todos los que componen una sociedad y, emanando sus atribuciones de las facultades que le han depositado todos los socios, se infiere que, en cualquier clase de un gobierno liberal, no debe reconocerse la odiosa alternativa de clases y distinciones, si no sólo la justa y natural ley de la igualdad, pues aquella sólo fué inventada por los déspotas para dividir la opinión, las familias é intereses, de donde resultaba la fuerza con que se sostenía su tiranía.
Los demás empleados, oficiales y curiales que, por cualquiera de las causas mencionadas en el numeral primero, abusen dolosamente de sus funciones, perjudicando a la causa pública o a alguna persona; y, 6. Los jueces o árbitros que conocieren en causas en las que patrocinaron a una de las partes como abogados o procuradores.
En caso de fracasar la constitución del Tribunal por falta de acuerdo inmediato de las Partes, se procederá de la siguiente manera: Cada una de las Partes designa dos árbitros y éstos designan conjuntamente un quinto árbitro.
UNIÓN Los pueblos que componen, legítimamente, una provincia, no son árbitros de desconocer las leyes de unión que les impone la localidad en que han fijado su habitación bajo pactos necesarios, ya expresos ó tacitos.
Creo también pertinente agregar, como un tributo de justicia a la memoria de aquellos ilustres jueces, que al proceder de esa suerte a la repartición de El Chamizal, no lo hicieron caprichosamente, sino por la sincera convicción de ambos árbitros basada en la rigurosa aplicación de tratados y convenciones vigentes, con arreglo a los cuales se imponía la necesidad de dividir el territorio.
Por último, la misma guerra, no sólo resultará poco a poco una empresa artificiosa, de inseguro desenlace para ambos contrincantes, sino también muy de sopesar por los dolores que luego siente el Estado con su deuda pública en incremento constante –una nueva invención- y con una amortización que se pierde de vista; añádase a esto la influencia que toda conmoción de un Estado, gracias a la tupida red que sobre ésta parte del mundo en que vivimos extienden las industrias, ejerce sobre los demás, y de una manera tan sensible, que éstos, sin ninguna referencia legal en qué apoyarse, se ofrecen como árbitros, preparándose así desde lejos para un futuro gran cuerpo político del que el mundo no ofrece ejemplo.
Los jueces de derecho o árbitros juris que, por interés personal, por afecto o desafecto a alguna persona o corporación, o en perjuicio de la causa pública, o de un particular, fallaren contra ley expresa, o procedieren penalmente contra alguno, conociendo que no lo merece; 2.
Artículo 24 Cuando las Potencias Signatarias deseen dirigirse a la Corte Permanente para la resolución de una controversia surgida entre ellas, la elección de los árbitros llamados a formar el Tribunal competente para fallar sobre esa controversia, se hará de la lista general de Miembros de la Corte.
A falta de acuerdo inmediato de las Partes sobre la composición del Tribunal arbitral, se procederá de la siguiente manera: Cada una de las Partes designa dos árbitros y éstos designan conjuntamente un quinto árbitro.
7- A ninguno se le prohibe comprometerse en árbitros para terminar sus diferencias: el compromiso será una ley que hará ejecutoria la sentencia de los árbitros, que no será apelable, si las partes no se reservasen este derecho.