ínclito


También se encuentra en: Diccionario.
  • all

Sinónimos para ínclito

Ejemplos ?
XVI La antigua Lemus, de real corona, ínclito es rayo su menor almena a la segunda hija de Latona, que de Sebeto aun no pisó la arena cuando al silencio métrico perdona la tantos siglos ya muda sirena, cantando las que invidia el sol estrellas, negras dos, cinco azules, todas bellas.
Mas porque esta doctrina es falsa y manifiestamente contraria a la religión y a la verdad (pues; efectivamente, nos promete Dios aquella verdadera felicidad, de cuya seguridad estaremos siempre ciertos, sin que la interrumpa ninguna desdicha), sigamos el camino recto que para nosotros es Jesucristo, y auxiliados de este ínclito caudillo y salvador, enderecemos las sendas de nuestra fe y desviémonos de este vano y absurdo círculo de los impíos.
Mi hermano os quiere ver, y a eso vamos allá; pero os advierto en caridad que tratéis de no hablarle en culto, ni le juguéis del vocablo, ni le digáis quisicosas ni garambainas, porque os mandará tirar de un balcón y le obedecerán al punto. -¿Qué decís, ínclito nuncio del Tonante?
Por eso mis palabras, en este 15 de agosto, que nos encuentra en el fragor de un combate ininterrumpido por establecer en toda su plenitud los principios de Dios, de Patria y de hogar; están dedicadas a rendir mi homenaje de admiración a la entereza y heroísmo de los luchadores falangistas, hombres y mujeres, que han desafiado con bravura la vesania y crueldad de los movimientistas, sin claudicar un instante en el ideal. Mi homenaje al ínclito héroe del Chaco, Gral.
Del ínclito don Gonzalo era deudo y favorito, y allá ha dejado parientes con honra y con poderío.» «Pues a las Indias -el joven dice- a marchar me decido»; y algo extraordinario y grande brilló en su rostro al decirlo.
Y si no quieres obedecer sus palabras y las desprecias, te amenaza con venir a luchar contigo y te aconseja que evites sus manos; porque dice que te supera mucho en fuerza y edad, por más que en tu ánimo te creas igual a él, a quien todos temen. Respondióle muy indignado el ínclito Poseidón, que bate la tierra: —¡Oh dioses!
—Meriones, el buen escudero de Idomeneo, seguía al ínclito Menelao, como a un tiro de lanza; pues sus corceles, de hermoso pelo, eran más tardos y él muy poco diestro en guiar el carro en un certamen.— Presentóse, por último, el hijo de Admeto, tirando de su hermoso carro y conduciendo por delante los caballos.
V Noche pretérita de su ausencia sin alba cuando en su ufanía de estatua pregonaba la eufonía de sus esencias de canto y en el ínclito momento de crecientes lunas desafiaba las estrellas que en sus ojos titilaban.
Tú, que ganaste obrando un nombre en todo el mundo y un grado sin segundo, agora estés atento sólo y dado el ínclito gobierno del estado Albano; agora vuelto a la otra parte, resplandeciente, armado, representando en tierra el fiero Marte; agora de cuidados enojosos y de negocios libre, por ventura andes a caza, el monte fatigando en ardiente jinete, que apresura el curso tras los ciervos temerosos, que en vano su morir van dilatando; espera, que en tornando a ser restituido al ocio ya perdido, luego verás ejercitar mi pluma por la infinita innumerable suma de tus virtudes y famosas obras, antes que me consuma, faltando a ti, que a todo el mondo sobras.
vivo. Falleció el ínclito Belgrano de militares el cabal dechado, intrépido, valiente, denodado, atinado en su obrar, jamás insano.
Ea, tira una saeta al ínclito Menelao, y vota sacrificar a Apolo Licio, célebre por su arco, una hecatombe perfecta de corderos primogénitos cuando vuelvas a tu patria, la sagrada ciudad de Zelea.
El padre Zeus, subiendo al carro de hermosas ruedas, guió los caballos desde el Ida al Olimpo y llegó a la mansión de los dioses; y allí el ínclito Poseidón, que sacude la tierra, desunció los corceles, puso el carro en su sitio y lo cubrió con un velo de lino.