Carta Magna


También se encuentra en: Diccionario.
  • all

Sinónimos para Carta Magna

Magna Carta Libertatum

Sinónimos

  • Magna Carta Libertatum
Ejemplos ?
A ellos les corresponde resolver la forma de aprovechamiento de sus predios dentro de los rangos de libertad que ofrezca nuestra Carta Magna.
El primero de ellos es el que se relaciona con la legislación sometida oportunamente a vuestra consideración, pues deseoso el Ejecutivo de ir perfeccionando el funcionamiento de los poderes constitucionales dentro de las normas de nuestra Carta Magna, pidió y obtuvo, de este Honorable Congreso de la Unión, las reformas consiguientes para no poder disfrutar sino en casos especialísimos de facultades extraordinarias para legislar, y en tal concepto, hizo refluir el poder a mi cargo, hacia la representación popular, la obligación y responsabilidad consiguiente de dictar con oportunidad las normas legislativas que Gobierno y país necesitan para vivir dentro de un régimen institucional.
h) El funcionamiento de la banca privada violaba flagrantemente el contenido del Artículo 28 de la Carta Magna, que en su parte conducente señala que "en los Estados Unidos Mexicanos no habrá monopolios, ni estancos de ninguna especie." Por lo expuesto, ciudadanos diputados, proponemos la siguiente reforma al Artículo 28 constitucional: "Artículo 28.
Contribuyamos nosotros desde nuestra Carta Magna, carta política fundamental, a fomentar y a fortalecer esa conciencia en nuestros niños, en nuestros jóvenes, en nuestro pueblo y en nuestros hermanos de otros países.
Desde el punto de vista del derecho constitucional, las decisiones fundamentales en la Carta Magna de 1917 se reducen a la soberanía del pueblo, al sistema representativo federal, a los derechos humanos y sus garantías, a la división de poderes, al juicio de amparo, y estas decisiones incluyen los derechos humanos y sus garantías sobre propiedad privada, proscripción de los monopolios estatales, régimen de libre concurrencia y libertad de ejercicio al comercio, a la industria o a la actividad que a la persona humana le acomode, siendo lícitos.
Pero esto en nada merma la capacidad de la soberanía del Constituyente Permanente, en nada la merma, puesto que no existe limitante ni en la Constitución, ni en forma alguna, para revisar las disposiciones contenidas en nuestra Carta Magna.
Refundarnos, como reza nuestra Carta Magna, es una necesidad que no admite demora alguna, ya que sin ese vital fundamento perderíamos la ocasión de concluir la gesta histórica y popular que nos antecede y ante la cual nos sentimos éticamente responsables.
No nos parece que esta sea la hora de mostrar desconfianza en los trabajadores, ni siquiera ante la posibilidad de que éstos puedan ejercer un derecho consagrado por nuestra Carta Magna a su favor, como lo es el derecho de huelga.
Cuando uno de los poderes somete a sus designios a cualquiera de los otros dos, comete atropello, violación de la ley y conculcación de la Carta Magna; transformando el régimen de derecho en régimen despótico y anti democrático, contrario a la voluntad soberana del pueblo.
"Estamos hoy", dijo, "en el umbral de un gran acontecimiento, tanto en la vida de las Naciones Unidas como en la vida de la humanidad. Esta declaración puede muy bien convertirse en la Carta Magna internacional de todos los hombres en todas partes.
En resumen, Señor Comandante General de las Fuerzas Armadas de la Nación; ya no es posible ninguna forma de concertación entre el pueblo y el gobierno actual, ni política, ni económicamente y mucho menos en el campo de la moral pública; por lo que, en defensa de la soberanía y la sobrevalencia histórica de la República, es imprescindible llamar de inmediato a una CONSTITUTENTE y proceder a las enmiendas de la Carta Magna; necesarias para garantizar la generación realmente democrática de los poderes del Estado en las próximas elecciones generales; haciendo posible de ese modo, el reordenamiento institucional de la Patria.
Siguiendo las mismas ideas en lo que se refiere al servicio público de la banca y del crédito, que resultan necesarias a la vida nacional por ser un elemento indispensable en la producción, distribución y comercio de bienes y satisfactores dentro de la economía del país, el Ejecutivo a mi cargo estima conveniente que también se incorpore a nuestra Carta Magna la previsión de que no se considera monopolio, por excepción, la operación de los Bancos, ya que su actividad constituye un servicio público regulado actualmente por la Federación, lo cual implica adicionar el Artículo 28 de la Constitución.