Venus


También se encuentra en: Diccionario.
  • all

Sinónimos para Venus

beldad

Estrella de Venus

Sinónimos

  • Estrella de Venus
  • lucero
  • lucero de la mañana
  • lucero de la tarde
  • lucero del alba
  • lucero vespertino
Ejemplos ?
3 Plañid, oh las Venus y los Deseos, y cuanto hay de personas más seductoras: el pajarito muerto se ha, de mi chica, el pajarito, delicias de mi chica, al que más ella que a los ojos suyos amaba, pues meloso era y a la suya conocía misma tan bien como la chica a su madre y no él del regazo de ella se movía sino alrededor saltando, ora acá, ora allá, a su sola dueña sin cesar pipiaba: el que ahora camina por un camino tenebregoso allá, de donde niegan que vuelva nadie.
Nadie se opondrá a tu voto, Eryximacos, dijo Sócrates; yo, desde luego, no, y eso que hago profesión de no saber más cosa que del Amor; ni tampoco Agatón, ni Pausanias, ni Aristófanes seguramente, que por entero está consagrado a Venus y Baco.
-dijo Antón-. Estoy hundido y hundiré todo lo que me recuerde a ella, Dama Holle, Dama Venus, mujer endiablada. ¡Arrancaré de raíz el manzano, para que jamás dé flores ni frutos!
Pero por contra recibirás puros amores o si algo más suave y elegante hay: pues un ungüento te daré que a mi chica donaron las Venus y los Deseos, el cual tú cuando olfatees, a los dioses rogarás que todo a ti te hagan, Fabulo, nariz.
35 Y vosotras igual, a la vez, íntegras vírgenes, a las que adviene semejante un día, vamos, al compás decid oh Himeneo Himen, oh Himen Himeneo, 40 para que más gustosamente, oyendo que citado es a su propio deber, aquí su entrada haga, conductor de la buena Venus, del buen amor uncidor.
36 Anales de Volusio, cagado pliego, su voto cumplid por mi chica, pues a la santa Venus y a Deseo votó, si a ella restituido le fuera yo y dejaba de blandir bravos yambos, que los más selectos escritos del peor de los poetas al dios de tardo pie daría para que unos infelices leños los chamuscaran.
Cristiano, creo que vale más nuestra María llorando, nuestra severa semana santa, y las suntuosas ceremonias de nuestros templos, que la impúdica Venus, las nauseabundas fiestas Lupercales, y los vergonzosos sacrificios de Baco y de Plutón.
¿Concibe usted buena cama sin una etcétera siquiera? ¿No cae usted todavía en la cuenta de lo que el Libertador, que es muy devoto de Venus, necesita para su gasto diario?
Es sabido que sin el Amor no habría una Venus; si ésta fuera solamente una no habría más que un Amor, pero puesto que hay dos Venus, tiene que haber también dos Amores.
De Querea, tribuno de los soldados, se decía que por ser el tono de la voz lánguido y débil, se hacía sospechoso: a éste, siempre que pedía el nombre, se le daba Cayo, unas veces el de Venus, y otras el de Príapo, notando de afeminado al que manejaba las armas.
¿Quién a otras personas más dichosas ha visto? ¿Quién una Venus más auspiciadora? 46 Ya la primavera, desheladas, vuelve a traer las templanzas, ya del cielo equinoccial el furor, con las agradables auras del céfiro, calla.
Si la lengua tienes cerrada en la boca los frutos desperdicias del amor todos. De la verbosa charla goza Venus. O, si quieres, lícito sea que cierres el paladar, mientras de vuestro amor sea yo partícipe.