añoranza


También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • sustantivo

Sinónimos para añoranza

nostalgia

Sinónimos para añoranza

morriña

Ejemplos ?
El melódico susurro del río, siempre gimiendo, El concierto ofrecido por el coro de pajaritos, La canción de las hojas, su cadencia, Todas han producido en mi una discreta, tierna añoranza.
Pero Alejandro Miguel, poeta de la libertad y el amor, rompe los zoociológicos esquematismos mencionados y dialécticamente su añoranza, alegrona y cachonda, gozosa de haber vivido y aún poderlo hacer, se erige ecuménico del placer amoroso, enamorante y amado: “Trabajo la libertad trabajo tu cuerpo dulce”.
Lo ve hoy, lo ve mañana, Y así nace el deseo, Él, mirando por semanas, Se enamora de la muchacha. Como su frente soñadora Quedaba apoyada en los codos, De su añoranza se llenan Su alma y su corazón.
Lo que tenemos es un denominador común que predomina sobre nuestras diferencias: el dolor, la pena, el sufrimiento, la tristeza, la melancolía, la añoranza, la capacidad de resistencia y de lucha y la voluntad incorruptible de intentar llegar hasta el fondo y la verdad de los hechos.
Nacionalista es lo que fortalece a la nación y no es la añoranza de fórmulas y rasgos de otros tiempos que, en el contexto del mundo actual, lejos de robustecerla, la debilitan, la hacen más vulnerable, menos viable.
I O L V I D A N T E PRELUDIO Cada cuerpo abrazado es una ausencia nacida entre el límite del alba, perpetuada en agonías de ensueños y vertida tras la red de una añoranza...
hace quince días..., hace tres semanas, yo estaba a11í!» Y poco a poco, las fisonomías se fueron confundiendo en su memoria, olvidó el aire de las contradanzas, no vio con tanta claridad las libreas y los salones; algunos detalles se le borraron, pero le quedó la añoranza.
ahora muero y sin embargo vivo para vivir mi muerte. Y a mitad de los gritos contenidos en mis ojos descubrí que mi añoranza de ave...
Y mi voz navegante que se ahoga, antigua voz de espiga sujeta a sus agobios soñolientos, se calla los inviernos de su primavera, se despoja de vuelos confundidos y cansada de anhelar un eco… se nace para el silencio. Mística emoción del sauce floreciendo lágrimas en añoranza.
Mi esencia de tristeza es la añoranza que grita su prisión entre mutismos y oprime su neblina en extravíos, antiguos encuentros de la sierpe, amoresca...
Solo por ésta, toda intercesión está cerrada. Nuestro Bassus hacía el efecto que se enterraba a sí mismo, y se hacia los funerales, y comportaba sabiamente su añoranza.
arta XLIXLa vida es breve Sin duda querido Lucilio, es hombre indiferente y olvidadizo aquél a quien le hace falta la vista de ciertos países para que reviva el recuerdo de un amigo; y asimismo, los lugares que frecuentamos con él despiertan la añoranza soñolienta en nuestro corazón, y no dejan extinguir la memoria, antes la despiertan si duerme, de igual manera que el difunto, a pesar de dormido por el tiempo, es renovado por su esclavo favorito, o por su vestido, o por su casa.