a quemarropa


También se encuentra en: Diccionario.
Búsquedas relacionadas con a quemarropa: Lee Marvin
  • all

Sinónimos para a quemarropa

a bocajarro

Sinónimos

Ejemplos ?
-Tengo que utilizar esta habitación como oficina -decía-, y la gente que entra en ella constituye mi clientela-. ¡Qué mejor momento para interrogarle a quemarropa!
Al principio se desahogó con alusiones que Carlos no comprendió; luego, con reflexiones ocasionales que él dejaba pasar por miedo a la tormenta; finalmente, con ataques a quemarropa a los que no sabía qué contestar.
Al oír a Luisa, no pude por menos de sonreírme y antes de que Elena comenzase a explicarnos cómo entendía ella las bellezas de aquel género de música especialísimo, me volví hacia Julia para preguntarle a quemarropa.
Blas para conservar ilesa la prenda que se le dio en depósito, al primer arrumaco que a quemarropa lanzó el fogoso muchacho sobre la inflamable doncella, no se hizo ella de pencas, y cada domingo la enamorada pareja aprovechaba de la hora en que el tutor, como buen hijo de la perezosa España, acostumbraba dormir la siesta, para darse un hartazgo de palabras almibaradas y demás cosas que sospecho deben darse entre amantes.
Y Orbegoso aguantaba piropos a quemarropa y se dejaba querer, hasta que a la postre las limeñas se aburrieron de sus desdenes y trataron de explicarse el porqué su excelencia era de cal y canto para con ellas.
Regresó el jefe al cuartel, y creyendo ahogarle el gozo al físico, le disparó a quemarropa y sin andarse con repulgos este trabucazo: -Doctorcito, vengo de palacio y le he dicho a su excelencia que usted no sirve para el hígado ni para el bazo.
¿Quiérela vuesa merced por esposa? Pregunta tan a quemarropa hecha dejó por un instante en suspenso al mancebo. -No, señor virrey -contestó al cabo con resolución.
Por otro lado, Barnes, tratando de conseguir información del líder de la aldea, asesina a la mujer de este de un tiro a quemarropa, y totalmente enloquecido amenaza con ejecutar a una niña.
En uno de los forcejeos Santiago Pampillón recibe tres tiros en la cabeza disparados a quemarropa por un policía uniformado, en la avenida Colón y Tucumán, frente a la galería Cinerama.
Después de una oración de la tarde, un Gandhi anciano es ayudado por su paseo por la noche para reunirse con un gran número de anfitriones y admiradores. Uno de estos visitantes, Nathuram Godse, le dispara a quemarropa en el pecho.
Sin embargo, su amistad se termina cuando Tupac recibe 5 disparos a quemarropa en la afueras del estudio Quad Recording Studios en Times Square, Nueva York en noviembre de ese mismo año en un confuso incidente.
Cuando Santos iba a ingresar en el teatro, el teniente Gregorio Ortiz le disparó un tiro a quemarropa, destrozándole el rostro, pero salvó su vida.