abalanzar

(redireccionado de abalanzan)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all

Sinónimos para abalanzar

equilibrar

Ejemplos ?
Así los tres parten tras los ruidos y se topan con el rey, escopeta en mano, quien está rodeado por los cuatro asesinos y los dos guardias. Tras el disparo del monarca a uno de los asesinos, los tres defensores se abalanzan espada en mano contra el resto.
Entonces cuando va él a tratar de quitarse la ametralladora para hacerle frente a la situación, ocurre que los otros se abalanzan sobre él —eran varios.
Levanté la cara y vi a Raurak Simi; el rey acudió a ella en ayuda del marido y entre ambos me ataron y llevaron hacia el borde del abismo, a cuyos pies, profundo el río extendíase como una culebrilla de plata. Oí entonces gritos de guerra y palabras quechuas; y a poco un grupo de soldados cuzqueños que se abalanzan y me libran.
Los cuatro amigos se abalanzan de improviso sobre el jodedor, lo amarran, lo agarrotan y lo bajan a la bodega, donde el duque lo jode por la fuerza sin pomada, mientras Curval le corta el cuello y los otros dos lo queman con un hierro candente por todas partes.
Se oye de pronto un gran ruido, Es Venus que llega: todos se desvisten, tiemblan, juran, Se arrojan al suelo y sólo se oye un inmenso rugido De fiera hambrienta: los hombres se abalanzan a la diosa, (Ya no hay nadie que esté en calma, todos perdieron el juicio) Todos la besan, la muerden, con una furia espantosa, Y Adonis llora de rabia...
¡A España, a España!...» Y osados, trocando en furor el susto, a la popa se abalanzan esgrimiendo el hierro agudo contra el heroico piloto, que desprecia sus insultos, y que con serena frente, aunque con semblante adusto, «¿Qué queréis?
Ojos lacrimosos, saltones, atosigados de pestañas. Hornallas palpitantes, por las cuales los pelos se abalanzan hacia el bigote. Tal cual, el director de orquesta de «Le maquereau qui léche l'écu» dicta su cátedra de «musique excitante».
Entra Baco, de repente; todos gritan: ¡Vino, Vino; (Borgoña, Italia y Oporto, Jerez, Chipre, Cognac, Caña, Ginebra y hasta Aguardiente), viva el pámpano divino, Vivan Noé y Edgard Poe, Byron, Verlaine y el Champaña! Esto dicho, se abalanzan a un tonel.
—Al fin—dice respirando difi-cultosamente, —no creo que me alcancen hasta aquí; me han perdido; los despisté; creo que pude confundirlos.— De pronto se queda como estático, un tem-blor le agita todo el cuerpo, sus ojos parecen sa-lirse de sí y grita— ¡Nooo! Ahí están; se acercan con rapidez; se me abalanzan...
CAPITULO XVII Que el mismo Varrón tuvo por dudosas sus opiniones acerca de los dioses Y así como todo lo que he puesto por ejemplo no explica, antes oscurece, este punto, así es en todo lo demás, pues conforme los lleva y arroja el ímpetu de su opinión errónea, así se abalanzan a esto y dejan aquello, tanto, que el mismo Varrón, primero, quiso dudar de todo que afirmar cosa alguna.
Iré á la selva y á los pinares, donde los perros exterminadores de animales salvajes corren y se abalanzan sobre los ciervos tachonados.
Después de un estallido en el cielo desciende chocando en un edificio del Seireitei aparece de repente detrás de las Sternritter diciendo que nunca pensó que rescataría a Kenpachi, este le responde que debe estar soñando y si vino a rescatarlo debe ser una broma, entonces Ichigo le pregunta que si puede levantarse pero el shinigame le dice que no sea idiota que se preocupe primero por el, en ese momento aparece Candice Catnipp con un rayo en su mano a punto de atacar a Ichigo pero este la esquiva fácilmente, la sujeta de su brazo y la arroja contra un edificio, entonces en ese momento Meninas McAllon, Liltotto Lamperd y Giselle Gewelle se abalanzan contra Ichigo pero este las repele fácilmente y las lanza contra los edificios...