abandonar

(redireccionado de abandonaban)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo
  • pronominal

Sinónimos para abandonar

entregarse

Sinónimos

  • entregarse
  • darse
  • confiarse
  • dejarse llevar

desistir

dormirse

Sinónimos

  • dormirse
  • descuidarse
  • confiarse

Antónimos

  • cuidarse

Sinónimos para abandonar

Ejemplos ?
La luz de las ventanas de una tienda de bronces me atrajo, y caminando despacio, porque sentía que las fuerzas me abandonaban, fui a pararme al pie de una de ellas.
Como no usaban maderaje para asegurar las minas, pronto se derrumbaban en las capas del terreno deleznable del pórfido descompuesto, y entonces, se abandonaban las labores, para ir a poca distancia a abrir otro pique con el mismo sistema de la mala construcción.
Apenas su dulzaina sonaba en la plaza, los muchachos corrían desalados, las comadres llamábanse unas a otras con ademán gozoso y los hombres abandonaban la taberna.
No podían los rotos permanecer arma al brazo cuando tan cerca tenían la remolienda, es decir, el saqueo, el incendio y el licor. Los centinelas abandonaban sus puestos.
cometían el pecado de sodomía en sus asambleas, y abusaban de todas las partes del cuerpo de las mujeres, después de lo cual hacían operaciones mágicas. Los ceriutianos no se abandonaban a estas abominaciones; Pag.
"El castigo que los bupíes infligían a las mujeres que cometían el delito de adulterio o que abandonaban el bosque para vivir con un extranjero.
Y el haber confiado a los empresarios, los hombres del dinero, la medida que estaba por tomarse, aceptar su sugerencia de que no se hablase de devaluar sino de ampliar la banda de flotación, y durante la misma reunión, no sospechar que cuando ellos abandonaban unos minutos el salón, era para realizar llamadas, para dar tips, para ordenar operaciones de traslados de fondos: una sangría.
Los títulos de Castilla caducaban pK)r insolvencia, caso en que, no pudiendo los poseedores sostener su rango ni pagar lanzas ni medias anatas, hacían renuncia y abandonaban la investidura.
El pago del quinto de ero era muy honeroso, porque no les quedaba utilidad a los mineros. De este modo muchos abandonaban Zaruma e iban a otros sitios a buscar nuevas minas.
Ni Pérez ni Álvarez abandonaban el sitio; se sentaban muy cerca uno de otro, sin hablarse, mirándose de soslayo con rayos y centellas.
No pude decir una palabra; pero estreché la mano de mister Peggotty; y si alguna vez he estimado y querido a un hombre en el mundo, ha sido a él. Los que no partían abandonaban el navío.
La pequeña alza del precio del cajón, fijándolo en treinta centavos, no era suficiente, pues aunque empezaban la tarea al amanecer y no abandonaban la cantera hasta entrada la noche, apenas alcanzaban a despachar tres carretillas, y podían contarse con los dedos de la mano los que elevaban esa cifra a cuatro.