abanico


También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • sustantivo

Sinónimos para abanico

paipay

Sinónimos

Sinónimos para abanico

abano

Sinónimos

Ejemplos ?
Los planes nacionales de prevención de la violencia deberían basarse en un consenso desarrollado por un amplio abanico de agentes gubernamentales y no gubernamentales.
Alicia entró sin llamar, y corrió escaleras arriba, con mucho miedo de encontrar a la verdadera Mary Ann y de que la echaran de la casa antes de que hubiera encontrado los guantes y el abanico.
A todo esto, había conseguido llegar hasta un pequeño dormitorio, muy ordenado, con una mesa junto a la ventana, y sobre la mesa (como esperaba) un abanico y dos o tres pares de diminutos guantes blancos de cabritilla.
Cogió el abanico y un par de guantes, y, estaba a punto de salir de la habitación, cuando su mirada cayó en una botellita que estaba al lado del espejo del tocador.
Se dio cuenta en seguida de que la causa de todo era el abanico que tenía en la mano, y lo soltó a toda prisa, justo a tiempo para no llegar a desaparecer del todo.
La palabra cantada, entre otras estrategias creativas, constituye una respuesta dentro del múltiple abanico de posibilidades existentes para enriquecer el entusiasmo del educando por una clase de español que no sólo le resulta útil, sino llena de proyecciones divertidas para su personalidad en creciente.
Allí, vestido con su traje de obsidiana verde oscuro, casi negro, se desplazaba lentamente, ya no con la ligereza que antes acostumbraba; apenas se escuchaba el tintineo de sus espléndidos adornos: el gran medallón que como espejo le cubría el pecho, sus brazaletes de oro, sus dos aretes por cada oreja, unos de plata y otros de oro, su abanico de este mismo metal, pero enriquecido con plumas verdes, azules y amarillas.
Para él, entonces, la teoría de los signos presenta un abanico de corpus de estudio amplísimo que puede ir desde la comunicación humana en colectividades socialmente estructuradas hasta la que efectúan máquinas (Cibernética) o células vivas (Biónica).
En una palabra, sentir su significatividad para el grupo social al que pertenezca, al darle un abanico de direcciones cognitivas y creadoras gratificantes a su existencia que de otro modo, acabaría, como suele suceder cada vez por mayor cantidad, en alcoholismo, drogadicción, violencia; en la autodestrucción ante la inutilidad de no saberse elemento importante del todo.
En realidad podemos afirmar que la Semiótica constituye una ciencia supradisciplinaria o transdisciplinaria, en terminología piagetiana, que engloba a todos los campos de estudio denominados hoy, ciencias del lenguaje y que contraen entre sí relaciones interdisciplinarias, donde en cada disciplina se observan a su vez, ramas infradisciplinarias: los sistemas de signos en general y sus usuarios nos da la Pragmática, la Sociolingüística, la Etnometodología o la Antropología Lingüística; los sistemas de signos lingüísticos y su formación en la mente, la Psicolingüística y así, todo un enorme abanico de ciencias tan nuevas que muchas de ellas, aún parecen ser parte de la ficción científica, como la Cibernética o la Robótica.
El empeño tesonero y valiente de fuerzas po/lticas y sociales, agrupadas en un amplio abanico de ciudadanos y organizaciones, de convicción y compromiso democráticos, logró desatar en nuestra capital el proceso electoral que culminó el posado 6 de julio, que dio y da continuidad a las luchas de la Revolución Mexicana que el 20 de noviembre de 1910 convocara al país bajo las banderas del sufragio efectivo y la no reelección.
Así, en el deambular de cualquier persona por escuelas, fábricas, talleres, comercios, oficinas, centros de diversión, etcétera, se observa que la gente se mueve, no por la cultura que la escuela debía haberle proporcionado, sino por el abanico de rasgos destructivos mencionados, consecuencias educativas de esa pedagogía que considera al hombre como centro del universo: egoísmo, egolatría, narcisismo, vanidad, envidia, ambición, crítica dilapidante sin ejemplo, vacuidad, desolación, agresión, nadismo, existencialismo, miseria espiritual.