adonis


También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • sustantivo

Sinónimos para adonis

Sinónimos para adonis

apolíneo

Sinónimos

Ejemplos ?
Es su imagen, su imagen, y según veo, original parece, aunque pequeño. Hijo de mis amores, Adonis bello, llora tanta desgracia, llora y lloremos.
Todos los años en Sesto, en ese templo que ilustra ese valle, se celebran con sumo amor y con suma reverencia las exequias del bello Adonis, de cuya belleza Venus cautiva descendió en las blancas plumas de sus cisnes muchas veces.
Se sabe poco de Chaucer, Shakespeare y Spencer. El mismo Shakespeare llama «primogénito de su invención»al poema Venus y Adonis, que compuso a los veintiocho años.
Las flores de esta guirnalda, que mi indigna frente ilustra, porque son sangre de Adonis, entretejidas de murta, serán la ofrenda este día ya que la belleza usurpan al iris de tres colores: encarnada, verde y rubia.
Aquella noche sólo relata cuatro historias a causa del matrimonio de Zelmira y Adonis, con el que se celebra la séptima semana, y que se consuma, ya que Zelmira ha sido desvirgada la víspera, por delante.
La pequeña bribona lo hizo caer en la trampa fingiendo que sentía amor por él, y como no era muy bien vigilado, el golpe tuvo éxito. Adonis tenía quince años; fue raptado en el colegio Plessis, donde estudiaba.
Los cuatro jodedores que no habían compartido el lecho de los amigos les llevaron, en cuanto se hubieron levantado, a Céfiro a la habitación del duque, Adonis a la de Curval, Narciso a la de Durcet y Zelamiro a la del obispo.
De modo que en esta época he aquí cómo están las habitaciones de los señores durante las noches: independientemente de un jodedor cada uno, por turno, tienen: El duque, a Agustina, Céfiro y la Duelos en su cama, con el jodedor; él duerme en medio de los cuatro y María en el sofá; Curval se acuesta del mismo modo entre Adonis, Zelmira, un jodedor y la Fanchón; nadie más.
Allí, el café y los licores les fueron presentados por una cuadrilla encantadora: estaba compuesta por los guapos muchachos Adonis y Jacinto y por las muchachas Zelmira y Fanny.
Curval tenía a sus pies a Bande-au-Ciel, en su canapé a Constanza, mujer del duque e hija de Durcet, y por cuadrilla a cuatro jóvenes españoles, cada sexo vestido con su traje y lo más elegantemente posible, a saber: Adonis, Celadón, Fanny y Zelmira, presididos por la Fanchón como dueña.
Curval escogió el negro para la parte delantera y el amarillo para el trasero, de manera que Mimí, Hébé, Colomba y Rosette llevaron siempre desde entonces un lazo negro delante, y Sofía, Zelmira, Agustina, Zelamiro y Adonis llevaban un amarillo en el moño.
Con esto se ve que los pequeños matrimonios de Céfiro y Agustina, de Adonis y Zelmira, de Jacinto y Fanny, de Celadón y Sofía, que han sido casados todos, pertenecen al mismo dueño.