afanoso


También se encuentra en: Diccionario.
  • adjetivo

Sinónimos para afanoso

Ejemplos ?
(25) Cuanto mas su empeño es En dar tenaz con su objeto, Mas de quien vela el secreto Va creciendo el interes. Y cuanto mas su tesoro Guarda afanoso y avaro Mas pronto, cuanto mas caro, Se halla quien se venda al oro.
Para amontonar superfluidades en sus palacios y recrudecer miserias en las casuchas; para quitar, al que fabrica sus riquezas, el pan y el abrigo que producen sus manos; para impedir que los despojados tengan algún día asegurado el derecho a vivir que el derecho concedió a todos, para hacer que una gran parte de la humanidad permanezca como rebaño que se esquilma sin protesta y sin peligro. Afanoso busca el juez en los volúmenes que llenan los armarios de su gabinete; consulta libros, anota capítulos, revuelve expedientes, hojea procesos, hurga en las declaraciones de los presuntos delincuentes, violenta la inventiva criminalogísta de su cerebro; trabaja, trabaja.
Y la novia -que harto sacrificio había realizado al prescindir de su libertad de mujer independiente casándose con un hombre prosaico y opulento- andaba un poco distraída, y en el puente del buque, de noche, gustaba de aislarse, de contemplar a solas las estrellas sobre el cielo turquí del Mediodía, y rechazaba el brazo conyugal, afanoso de ceñirse a su talle.
Cuando ella salía confiada -pues él había vuelto a colocar la careta en su sitio por si ella la echaba de menos- registraba, a su vez, estante por estante, cajón por cajón. Buscaba afanoso cartas, flores, retratos, recuerdos...
Y cuando en la puerta de un afanoso lector aparece la algarabía de los poemas que un joven poeta reparte generoso, la fe en la poesía, única altivez que nos queda, revive; se renutre y el corazón atisbando deleites para el espíritu se engrandece de satisfacción; en medio de los pleitos mezquinos por canonjías o sueldos de hambre que no sacian la sed del consumo y sus trampas, subsiste la estafeta recobrada del arte de la palabra hecha versos.
Y el fervoroso cristiano que volvía del templo, lleno su corazón de místicos regocijos; y el célibe egoísta que, empuñando el roten, se desperezaba a la puerta de su, casa, dispuesto a emprender el higiénico paseo extramuros; el labrador afanoso que arreaba la yunta y dirigía el arado para abrir el primer surco en su heredad; y el bracero menesteroso..., cada cual a su manera, saludaba con himnos del corazón aquel inolvidable Sábado de Gloria de 1878.
Púsose triste, entregóse a una violenta desesperación, y abrazándose afanoso al cadáver, obra suya, simuló grandes muestras de dolor; aunque no logró hacer correr sus lágrimas.
Y al llegar aquí dijo: Os mando, por el mérito de la santa obediencia, a todos vosotros aquí reunidos que ninguno de vosotros se preocupe ni ande afanoso sobre lo que ha de comer o beber, ni de cosa alguna necesaria al cuerpo, sino atended solamente a orar y alabar a Dios; y dejadle a El cuidado de vuestro cuerpo, ya que El cuida de vosotros de manera especial .
Por el bienestar inmediato Por fin el neo-malthusianismo resplandece como el medio más práctico para alcanzar un beneficio directo y de inmediatos resultados en favor de las clases desheredadas que, hasta ahora, han ido dando tumbos de una idea a otra, ora siguiendo a este propagandista de futuras bienandanzas pero nada prácticas ni beneficiosas para el presente, ora corriendo tras de aquél que predica la gloria divina pero, también, sin dar pan ni mejoramiento alguno en el momento presente que es cuando más se necesita; o bien afanoso tras de esotro que...
Una tarde acudía el capitán, afanoso, como siempre, a la deliciosa cita, cuando al salir de un bosquecillo para entrar en el llano, oyó un grito que vino a repercutir en su corazón.
Al cabo de un momento pudo decir con afanoso balbuceo: -Señor Capitán, quiero que llevéis el testimonio de mi gratitud al Santo Padre.
¡Salgan a contemplar este bellísimo espectáculo! -exclamaba la gente; y todo el mundo se apresuraba, afanoso de verlo. Pero en un cuartucho, una mujer trabajaba junto a su hijito.