agachado


También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • adjetivo

Sinónimos para agachado

agazapado

Sinónimos

Sinónimos para agachado

Ejemplos ?
Este empezó su tarea y pronto, en la ciudad, donde hasta entonces sólo se había comido carne se supo lo que era verdura. Agachado siempre, se internó el hombre, poco a poco, en el campo, removiendo el suelo y cultivándolo; sembró pastos, sembró trigo, sembró maíz; hubo carne gorda y caballos fuertes, hubo pan y frutas.
Se parecía mucho a Julián Arroyo, peón de la estancia. Una noche, Primitivo vio a la venganza entrar agachado en la alcoba de la cocinera.
Pero él había dicho: está al pie de este árbol, para avisarle al hombre, que se iba arrimando bien agachado y con escopeta al hombro.
ADAMOW FERNANDO EUSTAQUIO.- Y eran vehículos grandes, yo cuando salgo a la calle, ya con mí mismo pullover, me lo ponen sobre la cabeza y me meten en la parte de atrás del asiento agachado...
¡Tiene torres negras! ¡Déjalo! ¡Yo te regalo mi tablero! ¡No seas zonzo! ¡Ya no llores! Pero Paco Yunque seguía llorando agachado.
¿Qué es tierra? –terminó "Siete y tres diez". El Vasco se había agachado. Apretaba y soltaba el puño levantando y dejando caer puñados de arena.
En el país se hablaba mucho de tal edificio, y de la seguridad que ofrecía, y de las precauciones que revelaba aquel modo de edificar, precauciones tomadas para defensa contra lo que temía el cacique, que había hecho muchas, y no podía menos de andar prevenido.Enemigos, a miles se le podían contar; y, sin embargo, como el hombre se mantenía agachado, nadie se metía con él, temeroso de despertar a la fiera.
Y como era muy curioso, fue bajando de rama en rama, hasta acercarse. Entonces vio que aquellas dos luces verdes eran los ojos de un tigre que estaba agachado, mirándolo fijamente.
Pueden observarse los restos de los que se habló con anterioridad, accediendo a éstos a través de una escalera que se conecta con la parte de abajo del piso de la iglesia. Aquí se debe recorrer el frío y húmedo lugar agachado, ya que tiene medio metro de altura.
Es ciego, aunque muy sensible al movimiento (se recomienda caminar agachado cerca de él) que no se puede matar con armas usables, se necesitan métodos aleatorios para liquidarlos, lo mejor es pasarlos de largo con cautela pues su ataque es devastador.
Si se le perturba en zona despejada corre agachado una pequeña distancia, con el cuello estirado hacia delante, y luego se levanta para observar al intruso.
En El Señor de los Anillos, Tolkien nota que una entrada fue hecha de tal tamaño que Tal entrada no parece que sea pasable por una criatura mucho más grande que una de tamaño humano, debido a su capacidad de poder desplazarse por un túnel angosto y no muy alto. También puede sugerir que el Balrog no poseía una naturaleza física tangible, o que estuviese agachado o reptando por el túnel.