alarmado


También se encuentra en: Diccionario.
  • adjetivo

Sinónimos para alarmado

desasosegado

Ejemplos ?
Los otros no le quisieron creer; pero al segundo día, cuando otro de los pajes entró en el calabozo a llevarle la comida, y oyó a Juan Cigarrón exclamar con dolor: ::¡Ay San Juan de Dios, ::que de los tres he visto dos! salió más alarmado que el primero.
Partido así el espíritu en amores contradictorios e intranquilos; alarmado a cada instante el concepto literario por un evangelio nuevo...
Cansada la masa inmensa de los privilegios que constituían el beneficio de unos pocos, se levantó al grito de "Libertad, Igualdad y Fraternidad", echando así los cimientos de la democracia universal. Alarmado el Rey por los gritos destemplados de la multitud, volvió sin embargo a su calma habitual a la voz halagüeña de un cortesano que le señalaba aquello simplemente como el bullicioso alarido de la canalla que pasa.
El partido de Tarija no solo se ha alarmado y opuesto abiertamente á las ideas del Gobernador de Potosí, sino que espero me auxilie con mas de mil hombres, dentro de dos ó tres dias, respecto á que asi me lo tiene asegurado su Ilustre Cabildo.
Hasta me dan ganas de cantar. -¡No, hermanito coyote!- Interrumpió alarmado el perro viejo. -¡No se te ocurra entonar tus preciosos aullidos en este momento, porque podría ser fatal para ti!
Y no dio una vuelta, sino muchas, durante las cuales contrastaban las reservas o arisqueces de las palabras con la estrechez y voluptuoso abandono de los movimientos. El pintor, alarmado, volvió a quitarle la pareja, convirtiéndose en una verdadera intervención armada.
En tribulación tamaña no le quedó á la desdichada otro recurso que el de dar aldabonazos á la puerta de la casa ar- zobispal, hasta que alarmado su ilustrísima que, en esos mo- mentos, concluida lá colación chocolatesca, iba á acostarse en el lecho, mandó abrir y que entrase la importuna.
Y un mes más tarde, en agosto 17, escribiendo al bueno de don Manuel Calleros, el mismo Muñoz volvía sobre el asunto, señalándoselo como negocio principal a resolver por la Asamblea, que cinco después comenzaría a sesionar en la Florida, al decirle: “Apenas la Sala se expida en lo principal deven retirarse los Diputados p.a reunirse quando el País en un estado menos alarmado lo permita, pues este cuerpo puram.te legislativo no deve ni puede expedirse con la calma que deve en medio del estrepito de armas – Lo principal es nombrar Gob.r y Cap.n Gen.l de la Prov.a confiriéndole las facultades q.e son necesarias en casos tan extraordinarios – Adoptar el proyecto de Emprestito que se ha pensado.
-¡Ahí están los ladrones! -diría en tal caso un ciudadano alarmado. -Pues no, señor: son los marzantes, es decir, dos docenas de mocetones del lugar que andan recorriéndole de casa en casa.
¡Algunos soldados han hecho causa común con la plebe! DON JULIÁN (Alarmado.) ¿Y qué quiere esa canalla? CARCELERO ¡Tierra y Libertad!
El estrépito duró un par de minutos.-Cuando las detonaciones se hicieron más débiles y más tardías, como las de una tormenta que se va alejando, la atención pública, hasta entonces en suspenso, comenzó a agitarse, cruzándose entre los parroquianos sonrisas, carcajadas y epigramas, que, afortunadamente, no comprendió el que era objeto de ellos; antes al contrario, pensando sólo en el fatal efecto del sorbete, y durándole aún la sed, comenzó a sacudir garrotazos sobre la mesa y a llamar con toda la fuerza de sus pulmones. Un mozo se presentó, no poco alarmado con el estrépito.
aun allí vinieron a sitiarme durante el día entero los oficiosos saludos. Alarmado en fin por el escaso tiempo que me quedaba para hacer aquella composición, apenas llegó la noche, encerreme con llave y me puse a escribirla.