alegrar

(redireccionado de alegran)
También se encuentra en: Diccionario.
  • verbo

Sinónimos para alegrar

animar

Sinónimos

Antónimos

Ejemplos ?
Oyése el Tajo espumoso Murmurar entre las peñas, Con el canto de las aves Que las orillas le pueblan, Y que al son de su corriente Desvanecidas se alegran, Y le beben los cristales Y le pican las arenas.
-Los que a ti no te gustan no son los güenos mozos, sino los que saben demasiado bien y de corrío que lo son, ¡ésos son los que a ti no te alegran las pajarillas, salero!
PARROQUIA URBANA PLATANILLO TRADICIONES Y COMPROMISOS Los habitantes nativos y los fundadores lojanos aun alegran la convivencia en la ciudad de La Victoria, con su enérgica existencia y la vitalizan renovadas costumbres y hazañas.
Y queremos decirles a los hermanos y hermanas de la Europa Social, o sea la que es digna y rebelde, que no están solos. Que nos alegran mucho sus grandes movimientos contra las guerras neoliberalistas.
234 Así como fazen los enamorados quando les fablan de lo que bien quieren, alegran los ojos doquier que estovieren...
Dios le da noches de fecundas horas y luengos días de apacibles treguas..., ¡horas sin luz que velen sus misterios y horas de sol que sus entrañas templan! Y Dios, Padre del mundo, le da también cosecha de frutos vivos que el vivir anudan, de frutos bellos que el vivir alegran...
Cómo ha de entenderse el descanso de Dios cuando después de las obras de los seis días descansó el séptimo Pero cuando descansa Dios de todas sus obras al séptimo día, y le santifica, no debe entenderse materialmente como si Dios hubiese padecido alguna fatiga o cansancio ideando y ejecutando tan grandes maravillas en estos días, puesto que dijo y se hicieron todas las cosas con la virtud de sola su palabra inteligible y sempiterna, no sonora y temporal; sino que el descanso de Dios significa el de los que descansan en Dios, así como la alegría de la casa significa el júbilo de los que se alegran en ella, aunque no los cause contento la misma casa, sino algún otro objeto deleitable.
Son nuestro calor, no se puede negar; son nuestro abrigo; son hermosas y resplandecientes: vistas, alegran las casas y las ciudades; mas guárdense con peligro, porque encienden cualquier cosa que se les llega; abrasan a lo que se juntan, consumen cualquier espíritu de que se apoderan, tienen luz y humo con que hacen llorar su propio resplandor.
¡Cuántos y cuáles varones aqueos ha hecho perecer temeraria e injustamente! Yo me aflijo, y Ciprina y Apolo se alegran de haber excitado a ese loco que no conoce ley alguna.
Hasta los mismos árboles que lo rodean; que al crecer, lo han ido protegiendo contra los excesos del viento brutal, y que hoy alegran y poetizan su melancólica vejez, piden perdón por él...
14 Bendecid a los que os persiguen, no maldigáis. 15 Alegraos con los que se alegran; llorad con los que lloran. 16 Tened un mismo sentir los unos para con los otros; sin complaceros en la altivez; atraídos más bien por lo humilde; no os complazcáis en vuestra propia sabiduría.
Es amiga de la soledad, las fuentes la entretienen, los prados la consuelan, los árboles la desenojan, las flores la alegran, y, finalmente, deleita y enseña a cuantos con ella comunican.