Ejemplos ?
-¡Bueno! Lo que tengo que decir es que si desapareció puedo sobrellevarlo, y que si aun existe, me alegraré mucho de recobrarla. -En su origen creo que eran ocho mil libras -dijo Traddles.
Habrá, dice, nuevos cielos y nueva tierra; no se acordarán de los pasados, ni les pasarán por el pensamiento, sino que en éstos hallarán alegría y contento; yo me regocijaré en Jerusalén, me alegraré en mi pueblo...
7 Me gozaré y alegraré en tu misericordia; Porque has visto mi aflicción; Has conocido mi alma en las angustias: 8 Y no me encerraste en mano del enemigo; Hiciste estar mis pies en anchura.
Con todo, me parece mejor lo que se lee en algunos libros:«Me alegraré en Dios mi Jesús», que no lo tienen otros, que, queriéndolo poner en latín, no pusieron este nombre que nos es a nosotros más amoroso y más dulce de nombrar.
hasta que Dios quiera que los españoles las traigan a descansar en su patria al lado de las de Calderón. SERAFÍN ¡Me alegraré! Porque no me gusta que ningún español de mérito muera en tierra extranjera.
(Selah.) 5 Para que se libren tus amados, Salva con tu diestra, y óyeme. 6 Dios pronunció por su santuario; yo me alegraré; Partiré á Sichêm, y mediré el valle de Succoth.
33 A Jehová cantaré en mi vida: A mi Dios salmearé mientras viviere. 34 Serme ha suave hablar de él: Yo me alegraré en Jehová. 35 Sean consumidos de la tierra los pecadores, Y los impíos dejen de ser.
El joven tuvo compasión de la vieja, y la dijo: -Verdad es que mi padre no es labrador, sino un conde muy rico; sin embargo, para que veáis que no son sólo los pobres los que saben llevar una carga, os ayudaré a llevar la vuestra. -Si lo hacéis así, contestó la vieja, me alegraré mucho.
Que me haga reír, puede ser que yo le haga llorar, o si se hace tozudo en reír, me alegraré, mal por mal, le haya tocado una clase de locura de risa.
13 Entonces la virgen se holgará en la danza, los mozos y los viejos juntamente; y su lloro tornaré en gozo, y los consolaré, y los alegraré de su dolor.
Durante estos meses pensó que se hallaba en La Bastilla, posteriormente se le impidió visitarlo: Dos días después de su encarcelamiento le envía su primera carta: "Aunque me dicen que estás bien, el dolor me abate. Sólo me alegraré cuando te haya visto.
(Aunque la higuera no florezca, ni en las vides haya frutos, aunque falte el producto del olivo, y los labrados no den mantenimiento, y las ovejas sean quitadas de la majada, y no haya vacas en los corrales; con todo, yo me alegraré en Yahweh, y me gozaré en el Dios de mi salvación,).
De nuevo te edificaré, y serás reedificada, virgen de Israel; de nuevo tomarás tus panderos, y saldrás a las danzas con los que se divierten" Así que la virgen la iglesia se regocijan en la danza y también los jóvenes y viejos, y yo cambiaré su duelo en gozo y los consolaré y los alegraré de su tristeza." fin de la Salmos final de la "danza" al Señor: "¡Alabado sea su nombre con danzas" (Sal 149:3, Almeida Contemporáneo) y "Alábenle con pandero y danza" (Salmo 150:4), ambos términos provienen del hebreo "machowl" tiene el sentido primario de "vuelta", "parpadeo".
Me alegraré si puedo con esto darte pruebas incontestables de que mi corazón está enteramente consagrado a ti, y de que soy digno de que busques los medios de complacerme y de corresponderme».
Baste citar la carta del 14 de septiembre de 1952 en la que Don Natalio decía a Paco: “No conozco al Gobernador de Jaén, pero soy amigo del Ministro de Gobernación y rogaré que intervenga en el asunto de la luz, tan justo y tan necesario para ese poblado. Me alegraré de conseguir lo que desea”.