Ejemplos ?
En nombre de la delegación de los Emiratos Árabes Unidos y de las delegaciones del Estado de Bahrein, el Reino de Arabia Saudita, el Sultanato de Omán, el Estado de Qatar y el Estado de Kuwait, deseamos dar las gracias no solo al amable Gobierno de Sudáfrica por haber hospedado esta Conferencia sino también a ustedes personalmente por los diligentes esfuerzos desplegados para que sus trabajos tuvieran éxito.
es dio el huésped amable y oportuno labarda y lanzón harto dañino, de su parentela a cada uno ente con que uno y otro al arma vino; a pie y caballo copia de criados, odos en tal servicio harto avezados.
Su grácil comportamiento y su clara inteligencia, además de su dedicación, le granjeaban día con día el cariño de todos. Gentil con sus compañeros de juegos, siempre se comportaba muy amable con ellos y compartía sus pertenencias.
¿Que mayor tormento? Toda mi dicha fue su amable hechizo; Y en ella sola, todo con su ausencia, Todo he perdido. ¡Ay Silvia miá Yo perdí tu vista; Ya es llorar solo todo mi destino; Sin que en mi llanto quede mas consuelo Que el llanto mismo.
-Descuida, hermosa... -respondió el Capitán -que contigo seré más dulce y amable que con tu señorita. Doña Teresa y Angustias no pudieron menos de soltar la carcajada al oír esta primera salida de buen humor de su inaguantable huésped.
Bésale, veces mil, y esta dulzura divide con Risel. Sabia Natura no te formó al nacer amable, hermosa, sino para ser madre y ser esposa.
¡Baile nacional! --Lo siento mucho, hijos míos; pero no me es posible tocar la corneta. --¡Usted, tan amable!... --Tan complaciente...
Era don Alvaro de Córdoba y Alvarez de Toledo un hombre sumamente distinguido, todo afeitado ya a aquella hora; como de sesenta años de edad; de cara redonda, pacífica y amable, que dejaba traslucir el sosiego y benignidad de su alma, y tan pulcro, simétricamente y atildado en el vestir, que parecía la estatua del método y del orden.
Luego, acostada con Urano, alumbró a Océano de profundas corrientes, a Ceo, a Crío, a Hiperión, a Jápeto, a Tea, a Rea, a Temis, a Mnemósine, a Febe de áurea corona y a la amable Tetis.
Texto Habiendo de pasar César a África contra Catón y Scipión, dejó a Bruto en la Galia Cisalpina por buena dicha de aquella provincia; porque, como las otras provincias, por la avaricia y lujuria de los gobernadores, estuviesen peor tratadas de la insolencia de la paz que pudieran estarlo del furor del la guerra, esta sola provincia, en la virtud, religión y templanza de Marco Bruto restaurada de los robos de sus antecesores, respiraba gozosa y abundante. Y en virtud deste buen gobierno, Marco Bruto hizo a César amable de todos los que primero le aborrecían.
eres hidra en Salomé, en Brenda panteón de bruma, tempestad blanca en Satzuma, en Semíramis carcoma, danza de vientre en Sodoma y páramo en Olaluma! Por tu amable y circunspecta perfidia y tu desparpajo, hielo mi cuello en el tajo de tu traición circunspecta...
-Creo -observó la mujer del portero- que cuanto más de veras son nobles las personas, más sencillas son. Mira el anciano conde, ¡qué llano y amable!