amar

(redireccionado de amad)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo

Sinónimos para amar

querer

Sinónimos

Sinónimos para amar

Ejemplos ?
35 Amad, pués, á vuestros enemigos, y haced bien, y prestad, no esperando de ello nada; y será vuestro galardón grande, y seréis hijos del Altísimo: porque él es benigno para con los ingratos y malos.
En llegando a los tablados pedido había una vara; arremetió su caballo, al tablado la tiraba, diciendo:—Amad, lindas damas, cada cual como es amada, que más vale un caballero de los de la flor (de) Lara, que veinte ni treinta hombres de los de Córdoba la llana.
Si tuviésemos un cora­zón cruel; si al adorar a Aquel cuya única ley consistía en estas palabras: «Amad a Dios y a vuestro prójimo» hubieseis recarga­do esta ley pura y santa con sofismas y disputas incomprensi­bles; si hubieseis encendido la discordia, unas veces por una palabra nueva, otras por una sola letra del alfabeto; si hubieseis atribuido penas eternas a la omisión de algunas palabras, de algunas ceremonias que otros pueblos no podrían conocer, os diría, derramando lágrimas sobre el género humano: «Trans­portaos conmigo al día en que todos los hombres serán juzgados y en que Dios dará a cada cual según sus obras.» «Veo a todos los muertos de los siglos pasados y del nues­tro comparecer ante su presencia.
Yo creo que al darme ser quiso formar el Señor, modelos de puro amor, un hombre y una mujer, y para hacer la igualdad de sus afectos cumplida, les dió un alma en dos partida, y dijo: «Vivid y amad.» Al son de la voz creadora, Isabel y yo existimos, y ambos los ojos abrimos en un día y una hora.
RODRIGO. Pues bien, amad, Isabel, y decidlo sin reparo; que con ese amor tan fiel, aunque a mí me cueste caro, nunca me hallaréis cruel.
15 Aborreced el mal, y amad el bien, y poned juicio en la puerta: quizá Jehová, Dios de los ejércitos, tendrá piedad del remanente de José.
44 Mas yo os digo: Amad á vuestros enemigos, bendecid á los que os maldicen, haced bien á los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen; 45 Para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos: que hace que su sol salga sobre malos y buenos, y llueve sobre justos é injustos.
Allí salió un caballero de los de Córdoba la llana, caballero en un caballo y en la su mano una vara; arremete su caballo, al tablado la tirara, diciendo:—Amad, señoras, cada cual como es amada, que más vale un caballero de los de Córdoba la llana, más vale que cuatro ni cinco de los de la flor de Lara.
Doña Lambra que esto vido, de esta manera le hablaba: -Amad, oh dueñas, amad cada cual en su lugar; más vale mi caballero que cuatro de los de Salas.
Brillan en las tinieblas sueltas faldas, despiértase la hierba y rumor blando melancólico zumba; fresca y lozana hierba, ¿qué le dices a la callada tumba? ¡Amad!
Al darme corazón, Naturaleza "Amad a Silvia", dijo; Y nunca con impura y ruin bajeza Manchar su ley exijo, Ni resistir la fuerza que me obliga, Ni mirar su atracción como enemiga.
dice la hierba, amad, la fosa; ¡amad! ¡vivid un día! Triste es la sombra, y fría la altivez del ciprés de negros ramos. La mejilla de rosa busca el labio de fuego; el amor y la luz nacen hermanos.