amago

(redireccionado de amagos)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • sustantivo

Sinónimos para amago

Sinónimos para amago

Ejemplos ?
Allí seguía tendida, con la boca abierta, los párpados cerrados, las palmas de las manos extendidas, inmóvil, y blanca como una estatua de cera. De sus ojos salían dos amagos de lágrimas que corrían lentamente hacia la almohada.
Llamado de nuevo cerca del gobierno, a causa de los amagos de la guerra con el Perú, a su arribo a la Paz fue nombrado comandante general de la división de vanguardia, y marchó a situarse en la frontera.
Jura el uno, calla el otro, ni uno cede, ni otro avanza; con más arrojo don Tello, don Juan con mejor constancia; y en vano son los ardides, los esfuerzos y las mañas, los amagos engañosos, las embestidas trocadas.
Y al fin, de calma en su cólera aprovechando un instante, dirigióle la palabra con razones semejantes: —Todo es inútil, denuestos, súplicas, amagos, ayes; el mundo entero no puede a que os lo diga obligarme.
La ordenanza de obrajes en protección de los infelices indios y la habilidad con que administró las rentas públicas, llegando a tener el Tesoro en vez de déficit un sobrante de medio millón, bastan para hacer la apología de este virrey. Amagos piráticos, un terremoto que en 1664 arruinó a Ica pereciendo más de cuatrocientas personas, epidemias de tifus y viruela y los primeros disturbios de los hermanos Salcedo afectaron el ánimo del anciano y bondadoso virrey, ocasionándole la muerte en 1666.
Aunque los amagos de ataque se hagan por varios puntos según el estado en que se encuentre el reino, la ocupación de la provincia de la capital de Santiago será el objeto más empeñado del general.
Y confundiendo en su mente sus amagos y alabanzas, ya en risueñas esperanzas, ya en inocente pavor, contemplándose al espejo con la luz de la bujía, así pensaba y decía Margarita en su interior: «¿Conque hay fiestas y banquetes, y nocturnos galanteos, y deliciosos paseos, de esta pared más allá?
Y no hay medio de ahuyentarle, pues son inútiles trazas las súplicas y amenazas con que ha querido ganarle. De sus amagos y ofertas sin temor y sin deseo, pónele el mozo bloqueo por ventanas y por puertas.
Entramos en el conflicto sin ambiciones particulares, en los tiempos aciagos en que parecía la suerte más favorable a los adversarios de una convivencia ordenada y equitativa, cuando resistir a los duros amagos de los gobiernos del Eje suponía una fe profunda en los valores indestructibles de la razón y de la virtud.
les, donde, á fuerza de vigor, había tenido que reprimir va- rios amagos de motín; y terminaba asegurando que, si de la metrópoli no se enviaba pronto una poderosa escuadra, el Perú se perdería para la corona.
230.- El que con amenazas, amagos o injurias, ofendiere al Presidente de la República o al que ejerza la Función Ejecutiva, será reprimido con seis meses a dos años de prisión y multa de ciento a quinientos sucres.
Jáuregui (apellido que, en vascuence, significa demasiado señor), en previsión de los amagos piráticos, tuvo que fortificar y artillar la costa, organizar milicias y aumentar la marina de guerra, medidas que reclamaron fuertes gastos, con los que se acrecentó la penuria pública.