amoroso


También se encuentra en: Diccionario.
  • adjetivo

Sinónimos para amoroso

Ejemplos ?
La verdad es que yo soy hija de la Gaya Ciencia que inspiraba a mi pintor, la ciencia de la felicidad, la filosofía hecha de amor; acaso porque él tenía ese regocijo amoroso que sus manos y sus ojos dieron forma en mí y en otras de sus obras.
Si tu hermano deseara que con incesables lágrimas te atormentaras, no fuera digno de este tu afecto; y si él no lo quiere, deja tú ese inútil dolor. Porque el hermano poco amoroso no debe ser llorado tanto, y el que fue amoroso no querrá que le llores.
DON FAVILA: Por dulce sueño que goces Desvélente, Luz mis voces, Despierta por Dios mi vida! A cuyo amoroso acento Respondiendo el corazon De doña Luz, y un momento Dudando, abrió su aposento Al iman de su pasion.
“ Dejad – continúa – a esos campeones inhumanos en el abandono, corred únicamente con la más fraternal unión a consolidar nuestro Patrio y sabio gobierno (alude al revolucionario de Salta), corred unánimes todos a defenderlo con generosidad y entusiasmo; ya tenéis el ejemplo de valor amoroso de vuestros hermanos los Porteños ”.
Que era el mozo muy astuto, y era muy cándida ella, y era la monja muy bella, y el rondador muy audaz; las noches eran oscuras, las citas muchas y en calma, y el amor prende en el alma con la chispa más fugaz. ¿Y quién explica, aun queriendo, el efecto poderoso con que un coloquio amoroso cambia al fin un corazón?
Del Caos surgieron Érebo y la negra Nix. De Nix a su vez nacieron el Éter y Hemera, a los que alumbró preñada en contacto amoroso con Érebo.
Así fue. Nadie sabe el por qué de tan áspero cambio Muchos pensaron, ilógico', un fracaso amoroso. Otros, los espíritus simples y comunes, afirmaron que su enojo era la consecuencia de su suerte en el hipódromo.
Y fue retenida en el país de los Árimos, bajo la tierra, la funesta Equidna ninfa inmortal y exenta de vejez, por todos los siglos. Con ella cuentan que el terrible, violento y malvado Tifón tuvo contacto amoroso, con la joven de vivos ojos.
Ceto, en contacto amoroso con Forcis, alumbró por último un terrible reptil que en sombrías grutas de la tierra, allá en los extremos confines, guarda manzanas completamente de oro.
Euribia, divina entre diosas, parió en contacto amoroso con Crío al poderoso Astreo, a Palante y a Perses, que se distinguió entre todos por su sabiduría.
Apenas pudo el sol su cabellera sacar del seno de su antigua madre y comenzó en la parte más cimera a dar calor como amoroso padre, cuando Martán, temiendo que pudiera Grifón hacer que cuanto urdió descuadre y descubrir su fraudulenta arte, pidió licencia, y súbito se parte; hallando como excusa al ruego regio no presenciar la máscara irrisoria.
Luego que Zeus expulsó del cielo a los Titanes, la monstruosa Gea concibió su hijo más joven, Tifón en abrazo amoroso con Tártaro preparado por la dorada Afrodita.