analfabeto


También se encuentra en: Diccionario.
Búsquedas relacionadas con analfabeto: analfabeta
  • adjetivo

Sinónimos para analfabeto

Ejemplos ?
Fue analfabeto hasta que se trasladó a la ciudad de Chillán, en donde ingresó a la Escuela Taller, tomando la especialidad de Carpintería.
Se afirma incluso que el propio Jáuregui era analfabeto, lo que resultaba bastante habitual en aquella época, y que Zumalacárregui le dio lecciones de lectura y escritura.
Para ayudar a adoctrinar un pueblo analfabeto, incapaz de interpretar los textos sagrados, se construyeron el deambulatorio (védika) y las cuatro puertas cardinales (toranas).
Los británicos lo apodaron Antook. Era analfabeto. De acuerdo a un acta de nacimiento que figura en el libro de la Basílica de Concepción del Uruguay, aparece como nacido en esa ciudad, aunque algunos historiadores sitúan su nacimiento en la zona del arroyo Gená, en la actual Villa Mantero.
Entre los antiguos griegos, la natación era tan popular que para indicar que alguien era lo que hoy llamamos un analfabeto, se decía despectivamente de él:"no sabe ni leer ni nadar".
Pero su sueño se rompió, pues tras un confuso testamento, se contemplaban como herederos su hermano Alfonso, hombre analfabeto y de poca estimación, y Ángeles Fernández, una asturiana víctima de José García Nieto en el Premio Adonais de 1950, cuando el José García Nieto se premió así mismo utilizando a esta mujer, y que había vivido recluida medio siglo en la finca que Alfonsa poseía a las afueras de Cuéllar.
Pasó de ser un soldado analfabeto a fundar escuelas en Roma, e incluso proporcionó atención médica a los pobres de la ciudad, designando un médico por cada uno de los catorce distritos en los que se dividía la ciudad.
Su padre —analfabeto— había sido el único vástago de León que había triunfado en la vida rural, convirtiéndose en próspero granjero, caso poco frecuente para un judío ruso de la época, tanto por las restricciones legales a la posesión de tierras por hebreos como por la reticencia de estos a dedicarse a la labranza.
Me imagino al analfabeto extremeño el día que, con una bolsa de yeso en la mano, lamentable caricatura de Alejandro, seguido de sus lugartenientes, fuera marcando con raya blanca, solares, palacios, templos y tiendas de mercaderes.
La ley regulará la publicidad a los efectos de la mejor protección de los derechos del niño, del joven, del analfabeto, del consumidor y de la mujer.
Aunque Akbar era analfabeto, amaba el conocimiento y tenía por costumbre invitar a personas de diversas religiones para discutir sobre asuntos mundanos.
Como expuso el periodista musical Dave Thompson en 2000, «hoy en día, Swindle es vista por muchos como la verdad» (a pesar de que los hechos que la película presenta, entre otras cosas, a un Steve Jones completamente analfabeto, un perro que habla y Sid Vicious disparando a integrantes del público, incluyendo a su madre, al final de «My Way»).