anhelar


También se encuentra en: Diccionario.
  • verbo

Sinónimos para anhelar

desear

Sinónimos

Ejemplos ?
Las gracias más enérgicas que podemos darle, son trabajar por ponernos en el caso que desea, para hacer justa nuestra admisión, la qual nosotras mismas debemos anhelar que solamente se conceda al mérito, a la aplicación, y a la virtud.
Debo añadir que, aunque de ordinario el editor es elegido únicamente al finalizar el año, y por lo regular suele continuar en el oficio durante años, en caso de cualquier cambio súbito que diese al tono del periódico, se prevé llamar la atención de los suscriptores para su destitución en cualquier momento." "Por más que una persona pueda anhelar fervientemente estar ocioso con el propósito de estudiar o meditar," hice notar, "no puede zafarse del arnés, si le he entendido correctamente, excepto en estos dos casos que ha mencionado.
Nunca di en pensar mucho sobre el asunto de mi derecho a una abundancia, que no había hecho nada por ganar, en medio de un mundo de trabajadores hambrientos, pero en ocasiones, cuando pensaba en ello, tenía ganas de anhelar el perdón del mendigo que pedía limosna, por estar en posición de dársela.
III Engendrado centro sin distancias, punto primordial de un círculo donde giraban las albas con sus caricias de mañana enamorada de la luz fue avanzando en sus galaxias, escanciándose de aromas con estrellas desnudadas en su vía. Y en el quinto mes de marcha, solitario de infinito sin planetas, continuó modelándose en la fuga de su tímido anhelar de sol.
La humildad y la grandeza todo en nada se resuelve: es de tierra y a ella vuelve, y así, acaba en lo que empieza. ¿De qué te sirve anhelar, por tener y más tener, si eso en tu muerte ha de ser fiscal que te ha de acusar?
"Por ti fue mi dulce suspiro primero Por ti mi secreto, constante anhelar". C. Gómez de Avellaneda. El alma del que sufre es noche triste: Toldada está por el pesar sombrío, Y las amargas lágrimas que vierte Son, Lucila, sus gotas de rocío Halla quien nace bajo estrella amiga, Florida primavera en su existencia, Y hasta el cielo, propicio, le sonríe Del éter tras la clara transparencia.
merced antes es estítico de bolsa, que diurético Y porque si dura la visita ó conversacion mucho tiempo suele acabarse á algunas cultas la cultería, y tienen conversacion remendada de lego y docto, y se quedan á buenos romances como á buenas noches, se ha de valer el laberinto de las ocho palabras que nunca se acaban. :::::::::: Las ocho palabras son estas: í, bien, ansí de buen ayre, descrédito, desaseada, cede, aplaudir, anhelar.
Oh, cuánto el hombre por brillar se afana!, insecto que ignorado se desliza; en vano con orgullo se engalana ese poco de polvo y de ceniza, que si hoy se mueve, morirá mañana. ¡Qué incesante anhelar, qué ciego empeño por gozar de una vida transitoria!
Por ti fue mi dulce suspiro primero; Por ti mi constante, secreto anhelar Y en balde el destino -mostrándose fiero- Tendió entre nosotros las olas del mar.
A la capacidad venía estrecho de tu gigante pecho el mundo conocido hasta tus días; otro mundo mayor necesitabas, y así tal vez en tu anhelar decías: «será que del planeta, de los humanos natural morada, la contraria mitad entera invada el horrendo océano inhabitable?
En ese darse cuenta de lo pretérito, muchos se ubican en el estancado anhelar de los tiempos mejores que tangueramente nunca volverán .
POPOCATEPETL permanecía triste en su chinampa de Xochimilco sin anhelar salir de ella, casi sin comer y abandonado su cuerpo a la desidia.