apolíneo


También se encuentra en: Diccionario.
  • adjetivo

Sinónimos para apolíneo

hermoso

Ejemplos ?
De su estancia en Cúcuta queda el magnífico Cristo de la Candelaria, obra de la cual dijo la crítica Marta Traba:: "Para concebir y realizar este Cristo, Hugo Martínez, uno de los escultores jóvenes colombianos que posee mayores valores plásticos, renunció deliberadamente al volumen redondo, pleno y macizo que utiliza para sus maternidades y sus figuras femeninas, y abrazó la idea de una escultura plana, sin voluntad orgánica, mucho más cercana a los flagelados Cristos medioevales que al contorno armonioso y apolíneo de las crucifixiones renacentistas...": "Después de 20 siglos de pensar en la figura de Cristo Crucificado, parece prácticamente imposible tener una concepción completamente original.
Por lo tanto, llevó a cabo un examen del papel del arte en la sociedad, comenzando con una revisión histórica a partir de la Antigua Grecia. Exaltó el espíritu apolíneo, encarnado en la tragedia de Esquilo, como «la más alta forma concebible de Arte - El drama».
Estudiando la tragedia griega, dijo que es una combinación del espíritu apolíneo y el dionisíaco: Apolo es el genio del principium individuationis, El «principio de individuación», es decir, Apolo entendido como orden y medida, frente al caos personalizado por Dioniso.
Swinburne extrajo un placer exquisitamente decadente de la desesperanza ("Laus veneris"), del pecado ("Fedra") y de la lascivia cruel ("Anactoria"), mientras que en el "Himno a Proserpina" exaltó el antiguo paganismo apolíneo.
Defiende entonces el más riguroso clasicismo, la simplicidad, la simetría, el orden, todo lo que representa el arte apolíneo, frente a cualquier tipo de recargamiento o exageración.
Fue Friedrich Nietzsche, al final del siglo XIX, quien pone en evidencia el contraste entre dos elementos principales: por un lado lo dionisíaco (la pasión que experimenta el personaje) y por otro lo apolíneo (la sabiduría y la justicia que es el elemento racional simbolizado exactamente por el dios Apolo).
En la cultura de la Grecia antigua, afirma Nietzsche, «existe un contraste, enorme para el origen y el fin, entre el arte plástico, esto es lo apolíneo, y el arte no plástico de la música, que es lo dionisíaco.» La tragedia antigua no era solo un espectáculo, como lo entendemos hoy, más bien se trataba de un rito colectivo de la polis.
Se encuentra este mitema en El nacimiento de la tragedia en el espíritu de la música (1872) de Friedrich Nietzsche. (Cf. Apolíneo y dionisíaco).
La danza clásica busca el preciosismo, lo estructurado y perfecto, la conexión con lo etéreo, con lo celestial; más bien está ligada al concepto de lo apolíneo.
El libro describe en primer término cómo el rito tanto apolíneo y dionisiaco se debaten constantemente en la vida de los seres humanos.
Inmediatamente después de su realización fue reconocida como una obra maestra, pero hubo quien criticó su carácter demasiado «apolíneo», propio para una divinidad, pero no para un héroe, y su actitud demasiado «elegante», indigna de un guerrero.
En contraste, la tragedia griega no estaba solo en lo apolíneo, si no también en lo dionisíaco, en una especie de éxtasis de los sentidos y en el nacimiento del teatro como forma de expresión de aquellos sentidos.