apotegma

(redireccionado de apotegmas)
También se encuentra en: Diccionario.
  • sustantivo

Sinónimos para apotegma

Ejemplos ?
Aparecen en el siglo XV, como muestra del interés del Humanismo por la cultura popular que pretenden ennoblecer al ponerlo en paralelo con los apotegmas grecolatinos.
Sin embargo, durante las dos horas concedidas a la digestión, el tonelero, que estaba más ocurrente que nunca, dijo alguno de sus apotegmas propios, uno de los cuales bastará para dar idea de su gracia.
Se trata de agrupaciones de tópicos literarios, cronologías, santorales, biografías escuetas, iconografías, bestiarios, herbarios, lapidarios, galerías de personajes ilustres, epítetos, apotegmas, exempla, anécdotas, fábulas, repertorios mitológicos, etimológicos, onomásticos, topográficos y doxográficos etcétera, que se realizaron con la intención de subvenir a las necesidades de los catorce ejercicios de composición retórica o progymnasmata.
Cristal y Cristal (1977) Oro (1980) El revés de los Signos (1982) Pasión de lo invisible (1988) A pesar de la muerte y otros poemas (1992) Ética poética -Apotegmas-, Ensayos, artículos y Conferencias Diálogos con un poeta de Miguel Castro Ramos (2004).!--Introduce abajo los nombres de categorías y borra la plantilla Ejemplo: categoriza el artículo en lagos y ríos.
Pese al título, consta de 707 apotegmas; sigue como modelo la Floresta española de apothegmas de Melchor de Santa Cruz, aparecida en 1574.
Apotegmas de sabiduría antigua, Erasmo De Rotterdam (Editorial EDHASA, 1998). En política se encuentran varios ejemplos, por ejemplo el expresidente argentino Juan Domingo Perón creó el apotegma que describe al peronismo: «Los peronistas somos como los gatos, cuando parece que nos estamos peleando es que nos estamos reproduciendo».
El Apophthegmata Patrum es una colección de apotegmas y documentos sobre la vida de los monjes cristianos en Egipto de los siglos IV y V llamados Padres del Desierto.
Sobre el raciocinio abordaba lógica y epistemología, con influencia megárica. Sentencias consistía en apotegmas y relaciones morales.
(El oficio de sastre era propio de judíos). Apotegmas a propósito del marxismo, Agustín García Calvo (París: Ruedo Ibérico, 1970).
Así, por ejemplo, Los seiscientas apotegmas de Juan Rufo o, de Luis Milán, El cortesano, libro de motes de damas y caballeros (1561), también en la Colección de Libros Raros o Curiosos, Madrid, 1874, pp.
Cada uno de ellos recoge los dichos atribuidos a un filósofo, excepto el veintitrés (cuyas sentencias se ponen en boca de diferentes pensadores) y el veinticuatro (cuyos apotegmas son anónimos).
Tras la traducción de los Apotegmas de Erasmo (1549) y de diversas obras de Cicerón y Jenofonte, publicó unos Grammatices rudimenta (1550), dedicados al deán de la Catedral de Cádiz, que en realidad incluye tres obras: una Suma y erudición de gramática en metro castellano, otra Instrucción latina, muy compendiosa y útil para los principiantes y los Grammatices rudimenta propiamente dichos.