Ejemplos ?
Pero si es que va vinir en seguiíta, pero que en seguiíta va a vinir -decíale, acongojada, la señora Micaela, que procuraba aquietar sus manos, empeñadas en hacer dobleces y más dobleces las vueltas del lecho.
Toda la riqueza encontrada y extraída del territorio del Imperio inca, que iba en declive, y del Virreinato del Perú, dio espacio para una vida social intensa aunque a veces sublevante, razón por la cual desde Lima, donde estaba centralizado el poder, se daban órdenes para intervenir fuertemente para aquietar la metálica sed, reducir los deslumbrados ojos y disminuir el pomposo derroche de los extranjeros peninsulares.
Su imprudente arbitrariedad levantó serias protestas entre los indios insulares por los abusos que cometía Suárez de Figueroa. Ante aquel cúmulo de despropósitos, doña Isabel tuvo que mediar para aquietar los ánimos.
Nombrado corregidor de Potosí (1667) efectuó el viaje a América en compañía del virrey Conde de Lemos; y si bien logró aquietar en su gobernación las rivalidades mantenidas entre vascos y andaluces, fue relevado de su cargo (1671) debido a la desaprobación que a dicho mandatario le merecieron, por igual, su complaciente política con los mineros y los excesivos trabajos que impuso a los indios mitayos (trabajadores de las minas).
Como resultado de esta política, diversos Estados aliados del bloque Este de la Unión Soviética se vieron en la necesidad de iniciar paulatinas reformas para aquietar la presión de sus sociedades, al no poder contar con respaldo soviético para negar tales demandas a sus habitantes.
Para aquietar la convulsión, Bolívar gobernó por decreto desde 1828, pero ello no impidió la separación de Venezuela, que se manifestó finalmente en noviembre de 1829.
Creó el Conservatorio de Bellas Artes, dictó el Decreto de Instrucción Pública y Obligatoria, hizo del peso venezolano la moneda nacional, fomentó la agricultura, organizó el primer censo poblacional del país, mejoró la infraestructura e inició una transformación urbanística de Caracas, a la que quiso darle cualidades parisinas, sin abandonar un carácter centralista y autoritario. Combatió varios alzamientos caudillistas, logrando aquietar el turbulento panorama de insurrecciones.
En su discurso con un intento de aquietar los ánimos por el desarrollo caótico y las imputaciones de fraude en las dos vueltas electorales, rindió tributo a Konaré, incluso a Traoré que seguía en prisión en cumplimiento de sus condenas por asesinato y corrupción y que acababa de rechazar el perdón presidencial.
Las pocas obras de Figueroa, la mayoría planteadas por Ibáñez o por comisiones ajenas, fueron la creación de diversos cargos públicos, para contrapesar el deterioro en el Norte Grande, el inicio de la elaboración del Código del Trabajo de Chile, además,la Contraloría General de la República y como Embajador de Chile en el Perú en 1928, en el gobierno de Carlos Ibáñez del Campo, para la elaboración del un tratado para solucionar el problema de Tacna y Arica, suscrito el 3 de julio de 1929 (Tratado Rada y Gamio - Figueroa Larraín que incluyó un Protocolo complementario) que pretendía aquietar el asunto candente entre Chile y el Perú...
Algunos se centran en la experiencia física, como la respiración o un sonido o mantra, pero todos tienen un objetivo común de aquietar la mente de modo de que uno de los focos puede ser dirigida hacia el interior (Rodgers 293).;Educación: El gobierno coreano decidió crear una escuela nacional de la medicina tradicional coreana para establecer su tesoro nacional sobre la base sólida tras el cierre de la primera institución educativa moderna (la escuela de medicina Dong-Je) cientos de años atrás por la invasión japonesa.
Tras la proclamación de Almagro el Mozo como gobernador del Perú, Sotelo fue nombrado como su Teniente, desempeñando su cargo con moderación y tratando de aquietar los ánimos.
Comenzó a estudiar técnicas budistas para "aquietar la mente" a la edad de seis años, y más tarde estudió boxeo tailandés Muay Thai, tai chi chuan, kung-fu y prácticas taoístas y budistas de varios maestros, incluyendo el Zen.