asaz


También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • adjetivo
  • adverbio

Sinónimos para asaz

bastante

bastante

Sinónimos para asaz

bastante

Ejemplos ?
Según hemos dicho, no las consideramos bastantes para satisfacernos; pero son sobradas y de evidencia asaz victoriosa para que creamos obligatorio esforzarnos en su próximo triunfo.
Mas aunque asaz blasonaba De rectitud justiciera, Y andaba en continuo acecho Con astuta diligencia, Del vulgo siempre maligno Murmuraban malas lenguas Que dejaba las bonitas Y desterraba las feas.
Entonces don Juan, que nunca Su peligro desatiende Ni pierde el tino su ira, Con mano asaz diligente Cerró las puertas, y astuto Buscó balcón que cayese A otra calle, y por las rejas Descolgóse osadamente.
No es para mí tan colosal hazaña: la sociedad quien pueda regenere, yo cantaré después cuando muriere la suerte que su afán diere a la España. Mas es un cuento asaz entretenido con puntas de moral, sana y sencilla, en Castilla aprendido, a manera contado de Castilla.
Ello es que estos pormenores Que por entre el vulgo cunden Sospechas alzan y miedos Que hacen que asaz se murmure Y ello es que á hablar en secreto Por la tarde se reunen Los vecinos, y se teme Que en partidos se pronuncien.
Y por lo que toca a su negra que dicen honra, tomaba una paja de las que aun asaz no había en casa, y salía a la puerta escarbando los dientes que nada entre sí tenían, quejándose todavía de aquel mal solar diciendo: “Malo esta de ver, que la desdicha desta vivienda lo hace.
Abríle con curiosidad, y vi que, en efecto, era un sainete, cuyo argumento se reducía a poner de relieve algunas escenas muy parecidas a las que acabo de referir, presenciadas por dos forasteros, asaz pulcros y timoratos, que de vez en cuando salen de entre bastidores, donde están ocultos, a lanzar al público una andanada de muy saludables, pero muy pedantescas observaciones, contra la profana costumbre de las Buenas Glorias .
En este particular nos hallábamos conformes los dos amigos, siendo asaz curioso que más adelante nos hayamos peleado..., cabalmente por «eso» que se encuentra a puntapiés.
desde el alto asiento, en que escabel te son alados coros que velan en pasmado acatamiento la faz ante la lumbre de tu frente, (si merece por dicha una mirada tuya la sin ventura humana gente), el ángel nos envía, el ángel de la paz, que al crudo ibero haga olvidar la antigua tiranía, y acatar reverente el que a los hombres sagrado diste, imprescriptible fuero; que alargar le haga al injuriado hermano, (¡ensangrentó la asaz!) la diestra inerme; y si la innata mansedumbre duerme, la despierte en el pecho americano.
El tan celebrado y jubiloso día en que se levantó el Capitán Veneno había de tener un fin asaz lúgubre y lamentable, cosa muy frecuente en la humana vida, según que más atrás, y por razones inversas a las de ahora, dijimos filosóficamente.
Ni hay en reja ni en esquina Galan que yerto se esponga Las monótonas goteras (12) A contar una tras otra. Que es asaz cruda la noche Y el cierzo sutil que sopla Deja las manos sin brios Para asir de la tizona.
Y el rumor de estos misterios Entre el vulgo propagado, Por el vulgo interpretado Con ruin malicia vulgar A mil fábulas audaces Crédito asaz infundia, Y á cada punto crecia En la chusma popular.