asiento


También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • sustantivo
  • locución

Sinónimos para asiento

poso

Sinónimos

sentamiento

Sinónimos

anotación

Sinónimos

asiento de pastor

Sinónimos

tomar asiento

Sinónimos

Ejemplos ?
En su torno, las clientelas más fieles, y algún bolichero que calculó medrar a la sombra del principal levantaron – sin sujetarse a orden alguno – los primeros ranchos más o menos provisorios. Después se fijó en el lugar el asiento de un hombre de trabajo, más tarde el de otro.
¿Cuáles serían los motivos?, iniciaba así el curioso reportero una sensacionalista suposición Después de haber pasado por lo trámites reglamentarios para salir al extranjero, el pensativo subía por las escalerillas del avión y una azafata, como a todos, lo recibía sonriente. Otra le pidió su pase de abordaje y lo condujo gentil hasta el asiento.
Estas naciones no tienen domicilios, ni lugares de asiento más de aquellos que les da el cansancio de cada día; su comida es vil y la han de buscar en sus manos; y siendo terrible la inclemencia del cielo, traen desnudos los cuerpos, siendo esto que tú tienes por descomodidad la vida de tantas gentes.
La novicia tomó asiento en uno de los poyos que flanqueaban la ventana, aquella ventana angosta, de vidrios pequeños y verdeantes, única que tenía la estancia.
Ya ves que todos éstos están heridos juntamente contigo, y que no pueden aliviarse, y que antes esperan que tú los consueles; y así, cuanto menos hay en ellos de doctrina y de ingenio, tanto más es necesario que tú resistas al común mal. Parte de consuelo es dividir el dolor entre muchos, porque con esto será pequeña la parte que en ti haga asiento.
Los ojos de la Madre Superiora la miraron salir llenos de indulgente compasión: —¡Pobre Sor Jimena, ha vuelto a ser niña! Después tomó asiento a mi cabecera y cruzó las manos.
El exclaustrado asintió con un gesto. Quedamos solos, tomó asiento a mi cabecera y comenzó a mascullar rancias consideraciones: —¡Válgame Dios!...
Establecido a raíz del Tratado de Utrecht, el “asiento” de Buenos Aires, agregóse a los modos anteriores de entrar con derecho, otro nuevo que vino a permitirles la posesión de una factoría en la capital porteña y, por ende, una gran libertad de movimientos dentro de la zona.
Por éstas pudo comprobar Ferré, lleno de alarma, (con sus palabras textuales) “ que no sólo se supone la integridad de la Nación, sino una autoridad central revestida de ese poder que, en la esfera de su asiento y fuera de ella, obra con la misma influencia sobre todas las partes de un todo ”, y en vista de que tal autoridad no estaba reconocida, ni era cierta la integridad de la Nación, dio cuenta de la incidencia al Congreso de la Provincia para que decidiera sobre el particular.
En la Legislatura anterior, yo voté en contra de la ratificación del Tratado de Río de Janeiro y desde el mismo asiento que ahora ocupo, tuve el honor de exponer al Senado en nombre de mi bancada, las razones principales de nuestra oposición a este Instrumento Internacional.
Las costumbres no tenían, además, localidad porque el mismo frecuente trasiego de funcionarios eclesiásticos, civiles y militares las hacía recorrer con sus bagajes el ámbito entero y tomar asiento en todas partes.
Las costumbres no tenían generalmente localidad porque el mismo frecuente trasiego de funcionarios eclesiásticos, civiles y militares las hacía recorrer en sus bagajes el ámbito entero y tomar asiento por lo mismo en todas partes.