ateneo


También se encuentra en: Diccionario.
  • sustantivo

Sinónimos para ateneo

asociación

Ejemplos ?
Esto llevó a algunos intelectuales del siglo pasado, como Enrique Mac Iver, en su famoso discurso en el Ateneo sobre la crisis moral de Chile, donde se preguntaba ¿qué ataja el poderoso vuelo que había tomado la República?
Y lo que voy a decir, voy a utilizar de nuevo la expresión de la gente de mi pueblo, del llano venezolano, no lo voy a decir porque estoy aquí guapo y apoyado; lo he dicho en Venezuela, lo he dicho en el Ateneo de Caracas...
En León ejerció el magisterio en el Instituto Nacional de Occidente. Ricardo Contreras fue fundador de la Sociedad Científico Literaria de El Ateneo, en León, en el año 1881.
Casi una década antes (1930), el doctor Ferreiro complementó las informaciones de Cavia (El Protector Nominal de los Pueblos Libres clasificado por el Amigo del Orden, Buenos Aires, 1818) y Fregeiro, (Artigas, Estudio Histórico, en Anales del Ateneo de Montevideo, t.
Por este medio aprendió en poco tiempo los pasajes con esto relacionado de Plinio, Ateneo, Dioscórides, Julio Pólux, Galeno, Porfirio, Oppiano, Polibio, Heliodoro, Elian, Aristóteles y otros.
Por aquel tiempo algunos jóvenes empezaban a decir en el Ateneo que el mentir de las estrellas es muy seguro mentir; que de tejas arriba todo eran conjeturas; que así se sabía lo que era la esencia de las cosas como se sabe si España es o no palabra vascongada.
Al político, sí; a éste le es permitido hablar de medicina en la apertura de una Academia, de agricultura en una Sociedad campesina, de poesía en un Ateneo; estoy por decir que de teología en todas partes; pero a quien no es político, ¡hablar de política!
El mismo Justo Sierra comprendió poco después que se había equivocado, y ello lo llevó a una interpretación menos ortodoxa de Spencer, alentando de paso a la nueva generación de intelectuales anti-positivistas (Caso, Vasconcelos, Alfonso Reyes) que se abría paso, al conjuro de la revolución, en el Ateneo y la Universidad Nacional.
Y era que entonces en las tres distancias se hacían tres pequeños entremeses, y agora apenas uno, y luego un baile, aunque el baile le es tanto en la comedia que le aprueba Aristóteles, y tratan Ateneo Platón, y Xenofonte puesto que reprehende el deshonesto; y por esto se enfada de Calípides, con que parece imita el coro antiguo.
Madrid, Enero de 1906. ----- 1 No fué leido este artículo en la velada del Ateneo por apremios del tiempo, que dilataron su terminación.
Pero desde que nuestro predecesor Clemente V mandó instituir en el Ateneo de Roma y en las más célebres universidades cátedras de literatura orientales, nuestros hombres empezaron a estudiar con más vigor sobre el texto original de la Biblia y sobre la versión latina.
Zurita, que se había hecho socio transeúnte del Ateneo, merced a un presupuesto extraordinario que amenazaba labrar su ruina, Zurita oía con la boca abierta a todos aquellos sabios más jóvenes que él, y algunos de los cuales habían estudiado en París, aunque pocos.