atraer

(redireccionado de atraídos)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo
  • pronominal

Sinónimos para atraer

Sinónimos para atraer

Ejemplos ?
Algunos viejos, apoyándose en bastones y muletas, aparecieron bajo los sucios corredores, atraídos por el glorioso resplandor que iluminaba el paisaje.
Si en la mayor parte de las escuelas no se puede conseguir, como en las academias superiores, que este o aquel libro sea explicado de una manera continua y extensa, cuando menos se ha de procurar que los pasajes escogidos para la interpretación sean estudiados de un modo suficiente y completo; los discípulos, atraídos e instruidos por este módulo de explicación, podrán luego releer y gustar el resto de la Biblia durante toda su vida.
Es verdad que esos elementos se sienten hoy ya atraídos por el Sindicato revolucionario; pero si se tiene en cuenta la función social reservada a los Comités de fábrica y taller, que mañana habrán de transformarse en Consejos de organización, dirección y administración de la riqueza colectiva o común, se comprende cuán necesario es realizar todo suerte de esfuerzos para que tales elementos vengan a engrosar incondicionalmente, espoleados por un sagrado deber social, las filas del proletariado revolucionario.
4. Atraídos, finalmente, por la codicia de los bienes terrenales, que es la raíz de todos los males, y que, apeteciéndola, muchos erraron en la fe, impugnan el derecho de propiedad sancionado por la ley natural, y por un enorme atentado, dándose aire de atender a las necesidades y proveer a los deseos de todos los hombres, trabajan por arrebatar y hacer común cuanto se ha adquirido a título de legítima herencia, o con el trabajo del ingenio y de las manos, o con la sobriedad de la vida.
Hay entre estas gradas algunos que conocen el peligro que se cierne sobre nosotros y se niegan a aceptar lo evidente; algunos que con sentencias flexibles alimentan la esperanza de Catilina y dan pábulo a la naciente conjura cerrando los ojos ante ella; algunos que no sólo son una gran cantidad de maliciosos atraídos por el carisma de los anteriores, sino también ignorantes que, si esto advirtieran, dirían que me he convertido en un tirano.
Concurrían de otras provincias, desde lejanas ciudades de la República y del exterior, atraídos por la fama de este Hospital, que en verdad contaba con médicos eminentes.
Los empresarios mexicanos han encontrado un acceso al mercado más poderoso y más grande del mundo que no tenían antes, y con eso han encontrado extraordinarias oportunidades, se han podido convertir en socios de empresarios de Estados Unidos y de otros países que han venido, atraídos a México, por esa apertura del mercado norteamericano y yo diría que de manera definitiva esos temores se han disipado.
No descartamos también la posibilidad, conforme anotamos en la Monografía Descriptiva de la Provincia de El Oro, publicada en 1947, de que el origen, en parte, de los primeros pobladores de Machala, se atribuya a los isleños de PUNÁ, tanto por las cercanías como por el deseo de irrupcionar nuevas tierras, pero sin aceptar aquella teoría de que los isleños de PUNÁ, avanzaron hasta lo que hoy es Machala por la pesca y atraídos por la fertilidad de los terrenos adyacentes al río Jubones, que en ese entonces y después de muchos años, corría por las inmediaciones de la ciudad.
Por esto y porque los mulos, atraídos por la querencia, parecían tener alas y picaban prodigiosamente, el viaje de vuelta fue mucho más rápido que el de ida, y pronto se encontraron en el lugar los dos viajeros.
Un capítulo de gallinazos, graves y meditabundos, que también asoleaban sus ropas en las alturas de la basílica y en el palacio municipal, se desgajaron cautelosos, atraídos sin duda por aquellas bayetas de parvulillo, mientras que otros, más muchachos y traviesos, se agolparon al frente de la carnicería, por ver si lograban una parvidad de piltrafa.
Lo velaron muchos vecinos, atraídos por la curiosidad y por las ganas de oír los detalles del suceso; fumaron una gran cantidad de cigarros, se tomaron bastantes copas; dicen que se arreglaron dos carreras para el domingo siguiente, y no hay duda que, si el dueño de casa lo hubiera permitido, hubiera sollozado la guitarra algún canto más o menos fúnebre.
He aquí las características por las cuales se podrá reconocer a los verdaderos servidores de este Amor: no se sienten atraídos por una gran juventud, sino por jóvenes cuya inteligencia comienza a desenvolverse, es decir, a los cuales les apunta el bozo.