ayunar

(redireccionado de ayunaba)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all

Sinónimos para ayunar

abstenerse

Ejemplos ?
Diego Monzón vio y notó con cuidado que el dicho P. Águila ayunaba continuamente los viernes y sábados de todo el año, y esto con muy moderada comida.
Se dice que Judit era viuda, antes casada con un rico, y hermosa, respetada por todos. Vestía el hábito de la penitencia y ayunaba casi diariamente.
Antes de que comenzara la festividad, el pueblo ayunaba cuatro días, durante los cuales colocaban espadañas junto con las fotos de los dioses, cortadas y con sangre de partes de cuerpo humano como orejas y piernas que se obtenían mediante el autosacrificio.
Se fijaba, pues, la penitencia, por días, por cuarentenas o por años: si solo era de días, el penitente debía ayunar a pan y agua sin interrupción, el número designado de días si era de una o muchas cuarentenas de días, la primera se ayunaba todos los días a pan y agua a excepción de los domingos y grandes solemnidades y en las otras, los lunes, miércoles y viernes si, en fin, era de uno o muchos años, en el primero se ayunaba a pan y agua los lunes, miércoles y viernes; en el segundo y tercero, solo los viernes, pero en los otros días debía guardarse la abstinencia de carnes y observarse además tres cuarentenas; y excediendo la penitencia de tres años, solo se guardaba en los siguientes las tres cuarentenas.
En la dieta entraba el complemento de 3 medidas de vino. En cada época del año se hacía un número determinado de comidas al día, así en Cuaresma se ayunaba y sólo se comía pan y agua.
Se preparaba durante el año para las fiestas de la Virgen María, ayunaba en los días en que era necesario, tratando de involucrar a todo con cuanto se reunia, usando la bondad como su mejor arma.
Aunque allí rezaba mucho, ayunaba, y pasaba noches sin dormir, no consiguió la paz, descubriendo que su misión no era vivir en la soledad.
En una lujosa estancia de un castillo portugués, la hija del rey rechazaba los alimentos que le ofrecían, ayunaba y si la forzaban a comer vomitaba.
Jesús ayunaba (Cf Mt 4) y su advertencia a no manipular esta práctica para atraer atención (Cf Mt 6,17; Lc 18,12) no debe interpretarse como un rechazo.
Allí, se confinó a un solo cuarto, (del cual salía solamente para asistir a Misa), no llevaba puesto más que el cilicio del Órden de San Francisco y ayunaba continuamente.
Todos los días tenía, desde que fue ordenado sacerdote, dos horas de oración, una por la mañana y otra por la tarde. Ayunaba lunes, miércoles y viernes a pan y agua, y tomaba disciplinas muy grandes”; y cuidaba con esmero su casa y particularmente la iglesia que hizo en ella.
Los colegas del Jesus Seminar sostienen en su mayoría de que Jesús no era un asceta, y que probablemente bebía vino y no ayunaba, a excepción de los ayunos que todos los judíos observantes hacen.