ayunar


También se encuentra en: Diccionario.
  • all

Sinónimos para ayunar

abstenerse

Ejemplos ?
Mas, porque vuesas mercedes no me tengan por mentecapto, aunque mi arbitrio quede desde este punto público, le quiero decir, que es éste: Hase de pedir en Cortes que todos los vasallos de Su Majestad, desde edad de catorce a sesenta años, sean obligados a ayunar una vez en el mes a pan y agua, y esto ha de ser el día que se escogiere y señalare, y que todo el gasto que en otros condumios de fruta, carne y pescado, vino, huevos y legumbres que han de gastar aquel día, se reduzga a dinero, y se dé a Su Majestad, sin defraudalle un ardite, so cargo de juramento; y con esto, en veinte años queda libre de socaliñas y desempeñado.
Y esto antes sería provecho que daño a los ayunantes, porque con el ayuno agradarían al cielo y servirían a su Rey; y tal podría ayunar que le fuese conveniente para su salud.
18 Y los discípulos de Juan, y de los Fariseos ayunaban; y vienen, y le dicen: ¿Por qué los discípulos de Juan y los de los Fariseos ayunan, y tus discípulos no ayunan? 19 Y Jesús les dice: ¿Pueden ayunar los que están de bodas, cuando el esposo está con ellos?
Por lo mas insignificante, por una duda de conciencia, por una barraga- nia 6 amanccbamiento, por leer un libro prohibido, por no ayunar en cuaresma, etcetera, le caia a uno encima, expresa 6 tacita, una excomunion que lo partia por la hipotenusa.
Aunque la excusa era, como se dice, achaques al viernes por no le ayunar, contemporizó el escribano, echose al buche una copa de Priorato o Málaga y se despidió, convenido en dejar la notificación para oportunidad mejor.
(Transmitido por Muslim) Relató Abu Abdur-Rahman, Abdul-lah Ibn (hijo de) Omar Ibn al-Jattab : Oí al Mensajero de Alá decir: “El Islam ha sido edificado sobre cinco pilares; que nadie tiene el derecho de ser adorado sino Alá (no hay divinidad excepto Alá) y que Muhammad es el mensajero de Alá, establecer el Salat, pagar el Zakat, peregrinar a la Casa Sagrada (Makkah) y ayunar el mes de Ramadán”.
Tentó, por último, mejor fortuna en tercero, cuarto y quinto plato; pero siempre le aconteció lo propio: así, tuvo con harta pena que resignarse a ayunar, y se salió despechada de la cocina.
Holgar no le hace ninguna cuenta, pues ha tomado por un tanto, con dos compañeros, un trabajo de alambrado; y por lo que es de ayunar, con sólo mirarle la cara, un poco antes de las doce del día, se tendrá la seguridad de que hace un verdadero sacrificio a sus infantiles convicciones.
Los enfermos, los ancianos, los que están de viaje y las mujeres embarazadas o amamantando a sus hijos tienen permiso para no ayunar y recuperar un número igual de días en el transcurso del año.
Si no pueden realizarlo debido a causas físicas, deben alimentar a una persona necesitada por cada día que no cumplieron con el ayuno. Los niños empiezan a ayunar (y a practicar regularmente las oraciones) desde la pubertad, sin embargo muchos comienzan antes.
Es el padre de fami­lia que recibe al hijo pródigo; es el obrero que llega a última hora y es pagado igual que los otros; es el samaritano caritativo; él mismo justifica a sus discípulos por no ayunar; perdona a la peca­dora; se contenta con recomendar fidelidad a la mujer adúltera; se digna incluso tomar parte en el inocente regocijo de los invitados de Caná, que ya algo alegres por el vino, piden más; se digna hacer un milagro en su favor cambiando para ellos el agua en vino.
El romper (brechen) pertenece de nuevo al naufragio (Schiffbruch). El ayunar se agrega al vestido negro. Pero de este «barco del desayuno» no ha creado el sueño más que el nombre.