bañar


También se encuentra en: Diccionario.
  • verbo

Sinónimos para bañar

Ejemplos ?
¡Oh si bajo estos árboles frondosos se mostrase la célica hermosura que vi algún día de inmortal dulzura este bosque bañar!. Del cielo tu benéfico descenso sin duda ha sido, lúcida belleza; deja, pues, diosa, que mi grato incienso arda sobre tu altar.
Esta vez rastreó cuatro de las pocasque quedaban ya, cazó tres, perdió una, y se fué entonces a bañar.A cien metros de la casa, en la base de la meseta y a orillas delbananal, existía un pozo en piedra viva de factura y forma originales,pues siendo comenzado a dinamita por un profesional, habíalo concluídoun aficionado con pala de punta.
Cuando la noche enciende mil astros en la sombra, entre el murmullo de la brisa entiende ella una voz que tímida la nombra; siente en los lazos del amor opreso su corazón, y siente de dulces labios perfumado beso bañar sus ojos y rozar su frente; pero quién sea su amador ignora, y sólo triste sabe que, como vuela, amaneciendo, el ave, huye su amante al despertar la aurora.
Este río dice que le inclina y deriva sobre aquellos a quienes promete singular bienaventuranza, para que tendamos que en aquella región felicísima que hay en los cielos todas cosas se llenan y satisfacen con este río; mas por cuanto la paz influirá se derramará también en los cuerpos de terrenos la virtud de la incorrupción, e inmortalidad, por eso dice que dina y deriva este río, para que de parte superior en Cierto modo venga bañar también la inferior, y así haga los hombres iguales con los ángeles.
Después de decir esto, con lo que dejaba convencida y resignaba a la pobre anciana, Montenegro se retiraba a un pequeño huerto de la casa para ocultar las lágrimas próximas a caer de sus ojos y bañar a torrentes aquella dorada barba, nacida para ser empapada, no en llanto, sino en aguas perfumadas.
Desde septiembre no había logrado otra ocupación a las siestas bravas. Esta vez rastreó cuatro de las pocas que quedaban ya, cazó tres, perdió una, y se fué entonces a bañar.
Y cuando frente al alma que sentía poco el azur para bañar sus alas como un gran horizonte aurisolado o una playa de luz, se abrió tu alma: ¡Imagina!
–Pero es, Eugenia, que yo no pretendo nada, que no busco nada, que nada pido; es, Eugenia, que yo me contento con que se me deje venir de cuando en cuando a bañar mi espíritu en la mirada de esos ojos, a embriagarme en el vaho de su respiración...
Fue entonces que se originó con este desbordamiento en la parte occidental, el río San Francisco que avanzó a bañar la zona noroeste de la Capital Orense, hasta obligar a sus habitantes a desbaratar sus casas, dice Manuel de Jesús Andrade.
Por ti, su blanda musa, en lugar de la cítara sonante, tristes querellas usa, que con llanto abundante hacen bañar el rostro del amante.
Aun antes de prendida, con fe tanta soñabais con sus flores, que ofrecidas teníais cada cual al ara santa. Y las tardes, en idas y venidas, gozabais, con las manos ahuecadas, bañar la tierra a gotas repetidas.
El de Villafuerte llamó a su caballerizo y le dijo: -Mira, Andrés, mañana al mediodía llevas los caballos a bañar en la Barranca o Monserrate; pero en seguida te vas con ellos a palacio y los echas a retozar en el patio.