balada


También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • sustantivo

Sinónimos para balada

Sinónimos para balada

balata

Ejemplos ?
Tolkien hizo referencia a La balada de Leithian, la historia de Beren y Lúthien, cuando Bladorthin cuenta a los enanos como sólo ellos dos habían conseguido vencer al Nigromante, relacionando así a éste último con el personaje de Thû (nombre que recibió Sauron en su primera versión).
Existe un segundo grupo de canciones de carácter intimista: «Un vestido y un amor» (reversionado por otros artistas de renombre internacional como Caetano Veloso y Mercedes Sosa), «Pétalo de sal», cantado junto a Luis Alberto Spinetta, «Tumbas de la gloria» y «Balada de Donna Helena» (compuesta originalmente para el disco Tercer mundo).
La música de este ballet se conoce, entre otras cosas, por su uso de la celesta, un instrumento que el compositor ya había empleado en su balada sinfónica El voivoda de 1891.
Una canción que el alma me penetra como un escalofrío, una balada rebosante de hiel: triste es su letra, pero es mucho más triste su tonada.
Al llegar a las últimas palabras de la balada, el caballero recogió las riendas y volvió la cabeza de su corcel por el camino por donde habían venido.
Tan tétricos sucesos fueron asunto de una balada gemebunda, con que los dulces y errantes trovadores disipaban el tedio de los magnantes y hacían llorar a las castellanas, en las sombrías veladas del invierno.
Nunca habían cantado a las altivas jóvenes, la antigua balada que dice: «Con lujo y pompa sin igual vivieron, pero luego, del hambre se murieron.» Y era, sin embargo, lo que las sucedía.
En una ocasión pidió a Agnes que cantara una balada que a su Uriah le gustaba con locura (durante aquel tiempo el dicho Uriah bostezaba en su sillón y después le dijo que estaba entusiasmado).
Está en Romeo y Julieta, en el Cuento de invierno, en la poesía provenzal, en «El marinero de antaño», en «La Belle Dame sans Merci» y en la «Balada de la caridad» de Chatterton.
Entre los azafranes han encontrado muerto el sombrío caballo de don Pedro. Voz secreta de tarde balada por el cielo. Unicornio de ausencia rompe en cristal su cuerno.
La balada de Mallorca, cada uno en sus versos pintados en el plano vertical de una viga y su sucesión produciendo el conjunto de la balada.
Algo está en «El príncipe feliz»; algo en «El joven rey», sobre todo en el pasaje donde el obispo le dice al muchacho arrodillado: «El que hizo la desdicha, ¿no es mas sabio que tú?», una frase que cuando la escribí me pareció poco mas que una frase; mucho está oculto en la nota de Fatalidad que corre como un hilo de púrpura por el paño de oro de Dorian Cray; en «El crítico artista» está expuesto en muchos colores; en El alma del hombre está consignado con sencillez y en letras demasiado fáciles de leer; es uno de los estribillos cuyos motivos recurrentes hacen que Salomé se parezca tanto a una pieza musical y la traban como una balada...