barca

(redireccionado de barcas)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • sustantivo

Sinónimos para barca

Sinónimos para barca

almadía

Ejemplos ?
MELCHTHAL.––¿Cómo nos comunicaremos mutuamente las noticias más exactas, sin sugerir sospechas a los tiranos? STAUFFACHER.––Podríamos reunirnos en Brunnen o en Treib, donde arriban las barcas de los mercaderes.
Cierto día la gente se agolpaba a su alrededor para escuchar la palabra de Dios, y él estaba de pie a la orilla del lago de Genesaret. 2. En eso vio dos barcas amarradas al borde del lago; los pescadores habían bajado y lavaban las redes. 3.
Subió a una de las barcas, que era la de Simón, y le pidió que se alejara un poco de la orilla; luego se sentó y empezó a enseñar a la multitud desde la barca.
Aquí todo es alegre, fino, sano y sonoro. Barcas de pescadores sobre la mar tranquila descubro desde la terraza de mi villa, que se alza entre las flores de su jardín fragante, con un monte detrás y con la mar delante.
628.- Los pescadores podrán hacer de las playas del mar el uso necesario para la pesca, construyendo cabañas, sacando a tierra sus barcas y utensilios y el producto de la pesca, secando sus redes, etc.; guardándose empero de hacer uso alguno de los edificios o construcciones que allí hubiere, sin permiso de sus dueños, o de embarazar el uso legítimo de los demás pescadores.
Valle escondido en la montaña umbrosa; llano cubierto con la mies dorada; pradera deleitosa; tarde apacible y soledad callada; frondosos olivares; palmas que el viento halagador cimbrea; campanario lejano de la aldea; vela perdida en los azules mares; faldas del monte oscuras; cimas, al rayo de la tarde rojas; chozas de las llanuras, cuyos umbrales el parral sombrea; lluvia que baña las nacientes hojas; brisa que las orea; cipreses de la ermita; altar lleno de luces y de aroma; gradas de piedra de la cruz bendita; torre del moro en la redonda loma; remanso del molino; ánades blancos de las verdes charcas; playas del mar dormido y cristalino; redes colgadas de las viejas barcas...
Ante estas imágenes podríamos expresar la crítica de que tanto su yuxtaposición como su presencia aislada son absurdas e insensatas, pues las barcas no anclan nunca sobre los tejados y un hombre decapitado es incapaz de correr.
Y en las naves y en las barcas, en los muelles y marismas, y en arenal, alameda, muro, almacenes, garitas, un enjambre de vivientes de todos reinos y climas, de todos sexos y clases, de todas fisonomías.
Junto con la última vibración de la campana se desvanece la temerosa aparición y una mancha de espuma marca el peligroso sitio, del que huyen velozmente las barcas pescadoras por sus ágiles remeros, y ¡ay!
Cuando se desencadena la tempestad, se apagan los hogares, se refugian las barcas en el puerto, y pasa el terrible huracán sobre el haz de la tierra sin causar perjuicio, y sin dejar rastro.
Una verdadera flota lo ocupaba todas las noches, sin espacio apenas para moverse; pero con el aumento de barcas había venido la carencia de pesca.
A la derecha se extiende una humilde y lisa playa, cuyas menudas arenas humedece la resaca; y oculta entre dos ribazos forma una escondida cala, abrigo de pescadoras o contrabandistas barcas.