barracón

(redireccionado de barracones)
También se encuentra en: Diccionario.
  • sustantivo

Sinónimos para barracón

Ejemplos ?
Las fuerzas rusas consiguieron en cuestión de días la retirada georgiana, hubo miles de refugiados georgianos que tuvieron de abandonar sus casas y ser alojados en barracones a las afueras de Tiflis.
Una noche, un Boeing B-17 Flying Fortress es derribado y se estrella junto al campo, y Nagata, en represalia, ordena la destrucción de las ventanas de los barracones de los presos.
El Lazareto de Ancona (Laemocomium o "Mole Vanvitelliana"), planeado por el arquitecto Luigi Vanvitelli en 1732 es un edificio pentagonal que cubre más de 20.000 m², construido para proteger a las autoridades militares de las enfermedades contagiosas que eventualmente llegaban al pueblo. Más tarde fue usado como hospital militar o barracones; actualmente se utiliza para exhibiciones culturales.
Nació, según lo escrito por él mismo, "en un cuartel (...) Yo vengo de los viejos barracones del Ejército Mexicano", en donde aprendió a tocar la guitarra con "el sargento Chanona, allá por los corrales".
Esta revista fue escrita, dirigida e ilustrada enteramente por jóvenes muchachos cuyas edades oscilaban entre los doce y quince años, quienes vivieron en los Barracones L417, también llamados "Casa Uno", o como fue mencionada por los muchachos la República del Skid.
Pohl era jefe de la Oficina Central de Administración y Economía de las SS (SS-WVHA, por las siglas en alemán de SS-Wirtschafts-Verwaltungshauptamt) y estaba interesado en la explotación de las cercanas canteras de grava y arena, por lo que ordenó a Höss que aumentara la capacidad del campo añadiendo un piso a los barracones existentes.
También es un método de ejecución de criminales en algunos países. Las cámaras de gas eran recintos subterráneos o barracones generalmente disfrazados o simulados como duchas colectivas.
y su primer cometido fue la construcción de las instalaciones a partir de unos barracones del Ejército polaco, sobre unos terrenos dedicados a la doma de caballos.
Se construyó un Campo de Trabajo (conocido como Los Barracones), para alojar a los prisioneros de guerra, en el Caminillo de la Viña o Vereda de Navalafuente, cerca de la Dehesa Vieja, que actualmente se encuentra en ruinas.
Las últimas once páginas eran un juego, En busca de fantasmas, creado por Hanuš Hachenburg, quien más tarde murió en Auschwitz. Las ediciones fueron copiadas manualmente y leídas en los barracones los viernes por la noche.
Junto con las otras mujeres no seleccionadas para la muerte inmediata, Ana fue obligada a permanecer desnuda para desinfectarla, le raparon la cabeza y le tatuaron un número de identificación en el brazo. Durante el día empleaban a las mujeres en realizar trabajos forzados y por la noche las hacinaban en barracones frigoríficos.
Estos muchachos fueron ispirados por su profesor, el "catedrático" Valtr Eisinger (murió en 1945 cerca de Buchenwald), que vivió en los barracones y supervisó a los autores de Vedem, junto con Josef "Pepek" Stiassny.