batallador


También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • adjetivo

Sinónimos para batallador

belicoso

Sinónimos para batallador

Ejemplos ?
En esto el fiero batallador Haleso se precipita sobre ellos, cubierto de todo punto con sus armas, y da muerte a Ladón, a Fereteo y a Demodoco; taja con su fulmínea espada la mano de Estrimón, que la tenía levantada para asirle la garganta; hiere con una gran piedra a Toante en la cara y dispersa los huesos de su cráneo mezclados con los sangrientos sesos.
Y no descuidaron tampoco el adorno de la gruta, sino que erigieron nuevas imágenes de Ninfas; levantaron un altar a Amor pastoril; y a Pan, en vez de la copa del pino a cuya sombra estaba, le edificaron un templo, bajo la advocación de Pan Batallador.
Aún tengo fuerzas para luchar, aún tengo bríos de militar. Y cuando a veces oigo un tambor, despiértase mi instinto batallador. (Como si mandara tropa.) ¡Flanco derecha!
Tenia en su pluma el chiste clásico y la formidable fiereza del polemista de atrevido pensamiento y de audaz espíritu batallador.
ubierto de gloria y de heridas en la guerra de Sucesión, y sin blanca en la faltriquera, como entonces acontecía a casi todos los héroes, tornó un día a su desmantelado castillo el noble barón de Mequinenza, a descansar de las duras fatigas de los campamentos y comerse en paz los pobres garbanzos vinculados a su título. Dos palabras sobre el batallador y otras dos sobre su guarida.
Fue el caso que el rey, sintiendo una especie de culto de adoración por una hija que no se le parecía en nada (el monarca era fornido, batallador, rudo y terrible), dio en la peregrina manía de pensar que, siendo el mundo y la humanidad un hervidero de maldades, brutalidades y crímenes, un ser tan delicado y celeste como Querubina debía mantenerse siempre lejos y por cima de las miserias del existir.
zuavitos, frailucos y angelitos con los crespos hechos, el superior de los jesuítas se lavó las manos, colgando el mo- chuelo al fantástico y batallador ex marino Ricardo Cappa.
A medida que vamos desapareciendo los que conocimos y tratamos hasta 1857 ó 58, en que murió, al fraile seudohistoriador, empieza a tomar consistencia la especie de que realmente escribió historia patria y que escribió largo y ceñido, y hasta ha habido benditos de Dios que, al solicitar libro en el salón de lectura de la Biblioteca Nacional, han pedido la Historia del Perú por el Padre Urías, no faltando algún memo o bobalicón que adjudicara la paternidad del libro a Vidal y Uría, clérigo batallador de reciente fecha, que no flojo escándalo provocara con su biliosa pluma.
En cambio, el sector viable y batallador de los orleanistas, Thies, Baze, etc., convenció con tanta mayor facilidad a la familia de Luis Felipe de que si toda restauración monárquica inmediata presuponía la fusión de ambas dinastías y ésta, as u vez, la abdicación de la casa de Orleans, en cambio correspondía por entero a la tradición de sus antepasados el reconocer provisionalmente la república esperando a que los conocimientos permitiesen convertir el sillón presidencial en trono.
Y sereno, altivo, inmóvil, en la misma posición, con la visera calada callando se conservó. —Venid, le dijo dejando el Monarca su sillón, venid al igual conmigo, ilustre batallador.
Ciudad que cada día se hace acción en potencia; sentimiento tropicalista y batallador, y laboriosidad en actitud de lucha en los campos productivos del Jubones.
Como nadie ignora, cuando el comandante militar de Comas emprendió el ataque contra el destacamento de Germain, que fué un hecho temerario, sin paralelo en nuestra historia, disponía de muy escasos elementos bélicos y el general Cáceres se encontraba entonces en Ayacucho, á 50 leguas de distancia de la resistencia armada, para la ejecución del de Concepción, dos columnas del ejército del Centro, desprendidas de Izcuchaca, aunque sin municiones, concurrieron al citado combate, formando división con la "Columna Comas", cuyo jefe como se sabe fué el intrépido batallador de Sierra-Lumi.