belfo


También se encuentra en: Diccionario.
  • sustantivo

Sinónimos para belfo

labio

Sinónimos

Ejemplos ?
Era Diego Hernández lo que se llama un buen Diego. Cincuenta años y un chirlo que le tomaba frente, nariz y belfo, hacían de nuestro hombre un novio como un lucero...
-¿El alazano rodado? -¡Qué va, Niña! El otro alazano del belfo blanco que bebe en el agua. Vea qué linda estampa. Tiene un paso que se traga los caminos, y la boca una seda.
Tu nariz copos deshechos, tus mejillas dos macetas, ¡Quién se viera entre tus te-chos con dos luces por planetas y dos pomas a los pechos! Es tu boca de azahar, tus labios belfo madroño; y es tan blanco tu co-ral que lo matizó el otoño a imitación del rosal.
Piter le acercó un terrón de azúcar al hocico. El animalito lo recogió alargando el belfo. De pronto apareció un campesino que espantó al jumento con grandes movimientos de brazos.
Don Francisco de Toledo, a quien tildaban de nepotismo, porque las mejores brevas y los bocados más suculentos de esta tierra los repartía entre sus allegados y amigos, se mordió el belfo y tragó saliva.
Y yo sentía amargamente la ironía y la ignominia de mi posición cuando en el curso de mis tres juicios, empezando por el del juzgado de guardia, veía a tu padre entrar y salir con la esperanza de atraer la atención pública, como si alguien pudiera dejar de observar o recordar el porte y vestimenta de mozo de cuadra, las piernas torcidas, las manos temblonas, el belfo colgante, la sonrisa bestial e imbécil.
Sir Ivor Roberts, antiguo Embajador de Su Majestad en Italia, sucedió al honorable Michael Belfo como Presidente del college en 26 de septiembre de 2006.
El personaje que recibe a la Reina de Saba, rubio de ojos claros, con pronunciado mentón barbado y labio belfo no es otro que el mismo Felipe II.
En este sentido, se considera que palabras como nalga natica o belfo bifidus son préstamos asturleoneses al castellano, pues en esta lengua cabría esperar naga y befo.
El que quizá fue el mejor de los oradores bizantinos tuvo un defecto físico (probablemente era belfo)(=de labio inferior abultado, como los caballos) que le valió el sobrenombre de Pselo (en griego: ?e????, psellós), adjetivo se aplica a los que tienen una traba o un defecto en el habla, seseo o frenillo (pero no a los tartamudos o que balbucean al expresarse).