Ejemplos ?
¡Pésia con la bellaca, y cómo muerde!» Y al punto le replica la señora: «Como no diga zas, déla en buen hora; que no se me da un sastre de sus fieros.
LEANDRO: Pues de eso, ¿a quién pesó? HERO: Celos hay también, y es bellaca enfermedad. LEANDRO: Mi fe pura no te engaña; mi prima es ésta, ¡por Dios!
Pues yo tengo de escribir esta leyenda, aunque no sea más que para probar que por pícara y taimada y bellaca que llegase a ser, con el tiempo y las aguas, la pobre niña a quien tan desastroso fin auguraba la abuela, y por mucho que más tarde se afanase en dar al diablo la carne para ofrecer a Dios los huesos, nunca, en los siglos de los siglos, se presentará mujer que exceda en crímenes a la dama de mi historia.
Se llama Dominga de Alfónsiga, y antes de casarse andaba «sachando» el «millo» y recogiendo y apilando el estiércol; ¡buenas manos tenía para eso, y menudo rejo el de la bellaca!
¿Piensas hacerme abuela bien dichosa con lo que saliere de esta tu preñez? Dichosa yo, que en la flor de mi juventud me llamarán abuela y el hijo de una esclava bellaca oirá que le llame nieto de Venus.
Pero necia soy en esto yo, porque por demás puedo yo decir que mi hijo es casado, porque estas bodas no son entre personas iguales, y además de esto fueron hechas en un monte sin testigos y no consintiendo su padre, por lo cual estas bodas no se pueden decir legítimamente hechas; y por esto, si yo consiento que tú hayas de parir, a lo menos nacerá de ti un bastardo.» Y diciendo esto, arremetió con ella y rompiole las tocas, trabándole de los cabellos y dándole de cabezadas, que la afligió gravemente; luego tomó trigo y cebada, mijo, simientes de adormideras, garbanzos, lentejas y habas, lo cual, todo mezclado y hecho un gran montón, dijo a Psiches: «Tú me pareces tan disforme y bellaca esclava...
Ya no padece, vieja ingrata, como padecieron sus abuelas: la Cava padeció; ¡y digo si no habrá padecido la bellaca al ver cómo su amante salía por ahí gritando: «¡Moros hay en la tierra!».
También es una ciudad que cuenta con hermosas playas muy cercanas como Canoa y La Bellaca, que son muy visitadas por los amantes del surfing.
La parroquia tiene una población estimada en 7.100 habitantes agrupados en 28 caseríos: La Cuchilla, Cruz Verde, Santa Filomena, El Molino, La Laguna(en el cual se encuentran la Laguna de El Bordo, la Laguna de Los patos, el Pozo Azul y el Pozo Negro), La Volcanera, Sacapán, La Vega, Palmarito, Agua Blanca, Los Alcaravanes, Las Tunas, Prado de María, Villa de Coromoto, San Rafael, Cuaitó, Guatoito, La Esperanza, San Ramón, Valle Encantado, La Honda, Los Naranjos, La Bellaca, La Aguadita (con la Laguna El Silencio), La Arandia, La Sabana, El Cedro, Las Margaritas y Los Baúles.
Cerro El Gobernador, Los chorrerones de Las Monjas y de la Volcanera, los Chorros de las Margaritas y el Chorro de Timoteo, La Laguna de Luisa también conocida como Laguna de los Patos, el Pozo Azul, las quebradas de El Molino, La Bellaca y El Pescado, junto a los bosques circundantes, su exuberante vegetación y los cafetales de sombra son ejemplos de los numerosos recursos naturales que hacen rico a Calderas.
Por esta época, Saravia había comprado una estancia en Arrecifes al capitán Roque San Martín, llena de ganado, casa y corrales, además del paraje llamado «Cañada Bellaca», y luego, se los vendería a Juan Francisco de Aldao que a su vez el 16 de abril de 1765 daría un poder a su hermano, el doctor Antonio de Aldao quien fuera abogado de la Real Audiencia Pretorial de Buenos Aires, y vecino de la ciudad, para que tramitase la venta de la misma.
En la madrugada del 26 de enero de 2013, fue publicado un tercer mixtape: El Imperio Nazza: Doxis Edition, producido por el dúo de El Cartel Records, Los De La Nazza, cuyas canciones más aclamadas por su público fueron «Bellaco Con Bellaca» (con Ñengo Flow), «Mucha Soltura» (con Daddy Yankee) y «Chulo Sin H» (con De La Ghetto).