benévolo


También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • adjetivo

Sinónimos para benévolo

Sinónimos para benévolo

Ejemplos ?
Tal es mi determinación y jamás de mi parte obtendrán honra los malvados de los justos. Sin embargo quien sea benévolo con esta ciudad será honrado por mi de la misma forma tanto en vida como si muere.
No tanto para que se tenga una prueba más de la verosimilitud de mi cuadro, como para que se conozca el saber de la citada producción, cuyo autor tuvo el mal gusto o la abnegación de morirse sin descubrir su nombre 9, voy a transcribir algunas de las escenas, contando con la indulgencia del benévolo lector: ::« .
¡Fuerte caso, dura ley, que haya de ser el privado un astrólogo, colgado de los aspectos del rey! Hoy benévolo le ví, y hoy contrario vuelve a estar: ganélo con no matar, y con matar lo perdí.
Merced al benévolo concurso de US., y a la acción diligente del señor Jewell, se han logrado satisfacer cumplidamente los deseos de mi Gobierno y obtenido, respecto de la condición en que se encuentran los prisioneros chilenos, noticias tranquilizadoras que serán acogidas en nuestro país con particular satisfacción.
Pero el Cónsul de España tiene orden de entregarnos todo lo necesario para llegar al término del viaje. El Director, tan benévolo, tan psicólogo, tan conocedor de los ensueños de los emigrantes, se permitió dudar.
Visto que a tantos intereses diversos y, sobre todo a los de los «nuevos pilares de la sociedad», florecidos bajo el reinado benévolo de Alejandro II, les convenía el estado actual de la «comunidad rural», ¿por qué irían conscientemente a buscar la muerte de la misma?
Sólo ruego al benévolo lector advierta lo que hoy pasa y sucede en la corte, y que sólo Yendo el trabajo que confío ha de tener algún merecimiento cerca de los hombres curiosos.
Levantóse Calcante Testórida, el mejor de los augures —conocía lo presente, lo futuro y lo pasado, y había guiado las naves aqueas hasta Ilión por medio del arte adivinatoria que le diera Febo Apolo— y benévolo les arengó diciendo: —¡Oh Aquileo, caro a Zeus!
Seguidamente levantóse Néstor, que era rey de la arenosa Pilos, y benévolo les arengó diciendo: —¡Amigos, capitanes y príncipes de los argivos!
Levantóse Odiseo, asolador de ciudades, con el cetro en la mano (Atenea, la de los brillantes ojos, que, transfigurada en heraldo, junto a él estaba, impuso silencio para que todos los aqueos, desde los primeros hasta los últimos, oyeran el discurso y meditaran los consejos), y benévolo les arengó diciendo: —¡Atrida!
Porque en aquellos pasajes de la Sagrada Escritura que todavía esperan una explicación cierta y bien definida, puede acontecer, por benévolo designio de la providencia de Dios, que con este estudio preparatorio llegue a madurar; y, en los puntos ya definidos, el doctor privado puede también desempeñar un papel útil si los explica con más claridad a la muchedumbre de los fieles o más científicamente a los doctos, o si los defiende con energía contra los adversarios de la fe.
El pueblo llegó a olvidar que nuestro hombre se llamaba Ramoncito, y todo Lima lo conocía por Chicheñó, apodo que se ha generalizado después aplicándolo a las personas de carácter benévolo y complaciente que no tienen hiel para proferir una negativa rotunda.