bizarro


También se encuentra en: Diccionario.
Búsquedas relacionadas con bizarro: bazar
  • all
  • adjetivo

Sinónimos para bizarro

generoso

Sinónimos para bizarro

Ejemplos ?
-Esta noche se clara un baile en la Casa de la Moneda. -Ayer dio un banquete a sus amigos el bizarro general M, uno de los hombres más importantes de la situación.
Cuando llegué al «Iowa», donde fui recibido con toda clase de honores y consideraciones, tuve el consuelo de ver en el portalón al bizarro comandante del «Vizcaya», que salió a recibirme con su espada ceñida porque el comandante del «Iowa» no quiso que se desprendiera de ella en testimonio de su brillante defensa.
- 4 de junio de 1898.» En cuyo telegrama hay que rectificar la suerte del «Plutón», que no fue echado a pique, sino que, sin poderse sostener a flote, consiguió embarrancar como V.E.I. verá en el parte de su bizarro comandante.
Dos culebrinas de bronce y una lombarda de hierro, son toda la artillería para tan terrible empeño. Don César Napolitano, caudillo bizarro y diestro, y el capitán Papacodo vienen a su frente puestos.
Acompáñanle dos pajes, a pie, de uno y otro lado; y llevan las rojas capas prontas al lance en la mano: Síguenle sus escuderos y un gran tropel de lacayos, los que, por respeto al toro, se van haciendo reacios. Puesto en medio de la plaza personaje tan bizarro, saluda al rey y a la reina con gentil desembarazo.
En uno de estos pradales alzábase en la linde menguado caserío, del cual descollaba, por lo gigantesco y bizarro, el pardo caserón de los Peñalbas, de vieja piedra sucia, de rotos balcones anchurosos, de rojo portalón claveteado, de borroso grande escudo señorial.
Fray Ambrosio me contempló con infantil deleite, haciendo grandes aspavientos con sus brazos largos y descoyuntados: —¡Cuidado que es bizarro arreo!
(178) Alli con faz iracunda Se alzaba el fantasma fiero Del bizarro caballero Degollado en la prision, Y sus hijos y su esposa Víctimas del abandono Pedíanle con encono De aquella sangre razon.
Esto es por lo que atañe al buen patriota, que en cuanto al extranjero, los derechos de tal bizarro acota, do encuentra al ciudadano don dinero; mucho entonces de fe y de patriotismo, y al punto que lo atrapa, oro y patriota caen en un abismo donde, por Dios, que no darán con ellos los mismísimos monjes de la Trapa con oración, conjuro, ni exorcismo.
Y de la torpe Argentina Borrada al fin la memoria, Se guareció de la HISTORIA De donde á sacarla fuí. Lector: Si has visto con gusto Como mis lindas Francesas Vinieron á ser condesas, Por un bizarro Español.
Dos terribles caballos escamosos llevan su fuerte carro, que haciendo gala de su ardor bizarro, le arrebatan briosos, provocando los astros de la esfera en su veloz y rápida carrera.
Del fondo del antiguo cofre que guarda las históricas y queridas reliquias, se ha sacado una: manos bellas y delicadas van a ceñiría al bizarro busto del guerrillero: la blusa roja, terror de los galones, dice a los pretorianos: ¡PASO!