bondadoso


También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • adjetivo

Sinónimos para bondadoso

Sinónimos para bondadoso

bueno

Sinónimos

Ejemplos ?
-Tú no te preocupes -le había dicho Muza-. Seré contigo más bondadoso que tu padre y que tu madre, a quienes no tengo el honor de conocer.
Al contacto leve de tus manos buenas se cura la angustia, se mata las penas, y nos nacen alas en el corazón Muchos compadecen a los que te amamos, los pobres no saben por qué te buscamos y por qué es tu culto nuestro único amor. Culto bondadoso de los que soñamos, de los que sufrimos, de los que lloramos, de los predilectos hijos del Dolor.
"Mi país ha depositado en mí su confianza y ha sido bondadoso conmigo; mis amigos han alabado mis méritos y han callado mis defectos; pero quizá no estén dispuestos a ser tan generosos con mi sucesor, y es posible que él necesite de mis consejos y de mi apoyo; por esta razón deseo estar vivo cuando mi sucesor se encargue del Gobierno." Al decir esto, cruzó los brazos sobre el pecho y continuó con énfasis.
Usted dirá acaso que al hilvanar esta carta he llevado le- chuzas á Atenas, ó aguas al mar, hablándole de teorías que usted se tiene por sabidas, y tanto, que las ha llevado á la práctica, como lo prueban sus interesantes libros; y lo mismo dirá mi bondadoso y viejo amigo Isidoro De María, autor de las Tradiciones Uruguayas en las que la llaneza del estilo y lo conceptuoso de la frase, armonizan sin esfuerzo.
Éste les dijo que permitieran al viejo que entrara. Su corazón bondadoso no alcanzaba a sospechar las maldades de su hermano. Luego llamaron al anciano quien entró a donde estaba QUETZALCOATL y le dijo: -Nuestro señor QUETZALCOATL, aquí traigo una medicina para que la bebas.
Llegando hasta él, puesto que se dejó alcanzar y sin que se notara, le agarró la cola, hizo que se la mordía y entonces el coyote, su bondadoso primo, soltó al guajolote.
En el pasado, todos nuestros tatarabuelos de ANAHUAC, los que habían sido testigos de la epopeya de ese pueblo abuelo nuestro, los AZTECAS, los vestidos con plumajes de garzas blancas, los que habían tomado conciencia de la misión de la energía creadora, el TEOTL, para perfeccionar y proteger al universo, la conocieron como la ciudad que se había fundado cuando el gran sabio TENOCH, bondadoso y tenaz guía...
Por toda respuesta le mostré mi mano lívida, con las uñas azulencas y frías. Ella la examinó un momento, y acabó exclamando con bondadoso ímpetu: —Usted no puede seguir así, Marqués.
Del ángel y la bestia que, según Pascal, llevamos todos dentro de nosotros, el ángel queda en pie, bondadoso, tolerante, lleno de dulce misericordia para los hombres y las cosas, y la bestia, apasionada y rugiente de apetitos, cae a los pies, como envoltura rasgada y flácida.
Era el obispo de Auriabella -que poco después falleció y ya estaba bastante enfermo del corazón- un señor bondadoso, lleno de unción y de dulzura, de esos que todo lo gastan en caridades; un verdadero pastor, humilde con dignidad, y alegre y chancero de puro limpia que tenía la conciencia; pero al venir a Illaos bajo la impresión de un hecho tan solemne, se encontraba muy conmovido; traía los ojos humedecidos, la respiración cortada y fatigosa, y aún parece que le estoy viendo en el momento en que, al divisar la choza de Juan del Aguardiente, saltó aprisa del caballejo que le habíamos proporcionado, se descubrió y se inclinó hasta el suelo ante los padres del confesor de Jesucristo...
Era un espléndido saúco, un verdadero árbol, que llegó hasta la cama, apartando las cortinas. Era todo él un cuajo de flores olorosas, y en el centro había una anciana de bondadoso aspecto, extrañamente vestida.
La tentativa de explicación que tanto me impresiona, si he de atribuirla a la elaboración onírica, no es original, sino copiada de la neurosis de uno de mis pacientes: Ya en otro lugar he relatado el caso de un individuo de gran cultura y extremadamente bondadoso que, después de la muerte de sus padres, comenzó a acusarse de experimentar tendencias homicidas, atormentándose con las medidas de precaución que se veía obligado a tomar para no hacerse reo de un crimen.