bonito

(redireccionado de bonitas)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • sustantivo
  • adjetivo

Sinónimos para bonito

Sinónimos para bonito

atún

Sinónimos

Ejemplos ?
Tampoco soy partidario de esa poesía de filigrana y re- lumbrón, tan á la moda ogaño, cuyo mérito se basa en hacinar palabras bonitas, rimas agudas y conceptos alambicados.
La madre Miette olvidó su rueca al borde del camino, sus dos bonitas vacas que, por costumbre, se iban solas tranquilamente al pasto y he aquí que ella corría como una loca detrás del ovillo que iba delante de ella.
Pero, ¡ay!, que de 1840 á 1850 el velo declina, se transforma y pasa á ser una especie de careta; luego, y no hace aún muchos años, quedó en antifaz. Se han dicho muchas cosas del velillo; y, algunas veces, cosas muy bonitas.
Deberías darte cuenta de que no dejas comer a este señor. Además, el señor ha visto en París estatuas más bonitas que la tuya. En las Tullerías las hay por docenas, y también de bronce.
Divertíanse con los pajaritos, a los que llevaban migajas de pan, y estos, agradecidos, volaban a su encuentro y les enseñaban la lengua de los pájaros, que aprendieron pronto; y así se entretenían con ellos y les enseñaron muchas cosas muy buenas y muy bonitas, siendo una de ellas el levantarse temprano y otra el cantar.
Hay muy poca educación y mucha despreocupación. Pero, así y todo, veo cosas bien bonitas en estos tiempos tan fatales. Mira tú que se ha progresado.
Alicia no tenía la menor idea de lo que era la latitud, ni tampoco la longitud, pero le pareció bien decir unas palabras tan bonitas e impresionantes.
La joven partió muy feliz con su novio; estaba tan contenta y apresurada de comprar esas bonitas cosas, que olvidó hacer su oración.
Por la tarde, Jeanneton (ese era el nombre de la novia) tenía sus bolsillos llenos de joyas y llevaba tres grandes paquetes de bonitas telas.
-¿A que no sabes a lo que vengo?, -preguntóle la Garibaldina, al par que se arreglaba, mirándose en el espejo, las flores graciosamente prendidas en su negrísima guedeja. -Tú dirás -repúsole Lola con acento indiferente. -¿Has visto qué flores más bonitas? Éstas me han costao mi dinerito.
Estarán orgullosos de que me case con el dios de los turcos. Pero mira de recordar historias bonitas, que a mis padres les gustan mucho.
Quizá por ello, su carácter asumía una agresiva fiereza ante las demás muchachas del poblado, sobre todo con la no muy guapa Margot, y las humillaba diciéndoles que por no ser tan bonitas como ella, nunca superarían su pobreza y jamás se toparían con un buen partido.