bracero


También se encuentra en: Diccionario.
  • sustantivo

Sinónimos para bracero

trabajador

Ejemplos ?
Por otro lado, el siervo emancipado toma el nombre de bracero y jornalero sin que apenas la transformación haya significado más que un cambio de nombre.
Mal haya para siempre el torpe suelo donde el pícaro sólo hace fortuna; donde vive el honrado en desconsuelo; donde es culpa el saber; donde importuna la ciencia, y donde el genio perseguido ahogados mueren en su propia cuna; donde no es otro mérito atendido que el oro; donde al mísero atropella el coche de un bribón vano y henchido; donde en millones nada, por su estrella, quien al pueblo los roba desangrado en un destino que le dio una bella; donde al ciento por ciento da prestado, sin que nadie lo mate; un usurero, y vive rico, alegre y respetado; donde el abate, aquel farandulero, que mudó de opinión cual de camisa, lleva su moza al Prado de bracero...
Apenas puede concebir la imaginación más extravagante un capricho que no lo encuentre ejecutado a su medida no en la tienda de un especulador avaro, sino en la fábrica, montada exclusivamente para elaborar esa clase de productos. ¿Lo será el bracero por falta de trabajo en que emplearse?
Sucedió que un domingo, después de oír misa en San Agustín, pasó por el portal la Perla sin compañera, de bracero con su dueño y señor el Niño de gonces.
Cuando en Francia toca a gloria el Ejército, hasta el bracero se apresura a ofrecer la mitad de sus jornales para llevar a cabo la empresa militar más dispendiosa.
Cuando el sistema de trabajo, artesano o campesino, era individual o familiar a lo sumo, el operario como el bracero constituían el gremio tradicional, que hacía del oficio un patrimonio; al punto en que la gran industria aparece expulsando al artesano de su pequeño obrador y lanzando al labriego a la voracidad del colono, acaparador de los campos, el gremio se transforma en la Sociedad de resistencia.
Una tarde de 1840 ó 1841 en que Thorne, de bracero con una buena moza que lo consolaba probablemente de las ya rancias infidelidades de doña Manuela, paseaba por uno de los callejones de la hacienda, se echaron sobre él tres enmascarados y le dieron muerte a puñaladas.
XIX Sobre las láminas de la cocina cae el aguacero. Yo me acurruco junto al bracero. XX Las gotas cristalinas alegres bailotean y con sus crinolinas el aire las pasea.
Mas don Álvaro de Luna, Cabalgador y bracero, Cuya privanza y fortuna Siendo novel caballero No iguala persona alguna, No sigue al Rey cual solía; No por perder su favor, Sino que por alegría Quiso ser mantenedor De la justa de este día.
¡Qué noches serán aquellas, tan radiantes y tan bellas, con ocho lunas y el brillo de ese tu múltiple anillo con que entre globos descuellas! ¡Quién en la noche más clara, que tanta antorcha ilumina, de bracero se paseara con alguna saturnina, tan hermosa como rara!
Y dejándola llorando, la del tercero tomaba: -Hijo Suero Gustos, todo el mundo os estimaba; el rey os tuviera en mucho, sólo para la su caza: gran caballero esforzado, muy buen bracero a ventaja, ¡Ruy Gómez vuestro tío estas bodas ordenara!
Hijo del egoísmo el tal sistema, había reinado muchísimos años sobre la plaza sin extenderla un palmo, sin fijar un adoquín en sus angostas calles y sin salir del paso de sus recuas de mulos; pero atesorando enormes positivos caudales que llevaban la abundancia desde el hogar del propietario al sotabanco del bracero.