bruñir

(redireccionado de bruñidos)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo

Sinónimos para bruñir

abrillantar

Sinónimos

Sinónimos para bruñir

fastidiar

Sinónimos

Ejemplos ?
Los diversos recipientes para servir el chocolate como eran los denominados «cocos» y los barros bruñidos procedentes de Tonalá y de Chile eran enviados a los orfebres con el objeto de aumentar su costo y belleza.
C.) coleccionadas por los museos principales ya sean estatuas, amuletos, placas de adorno con figuras repujadas, ya espejos bruñidos y con grabados en el reverso, ya fíbulas, etc.
Sus cabellos que heria el aura leve, como el ébano negros y bruñidos, eran gasa de luto sobre nieve, por los hombros y espalda desprendidos.
Sus primeras obras fueron en barro cocido, debido a la precariedad de su situación económica, pero más adelante empleó preferentemente el hierro (generalmente soldado), el bronce (fundido a la cera perdida, y a menudo retocado posteriormente con oxidaciones, bruñidos o baños de ácido), el aluminio, el hormigón o la piedra, en diferentes variedades: granito, basalto, mármol, travertino, piedras calcáreas, etc.
Sus raíces etimológicas son: tlakil-li, "encalado" o "bruñido"; tenam-itl, "muro" o "construcción" y ko, adverbio de lugar; por lo cual quiere decir: "En los muros bruñidos o encalados".
Desde que se abrió la puerta empecé a tranquilizarme. Ya en la antesala vi, cuidadosamente ordenados, en bruñidos estantes, los libros del sabio.
En efecto: los ciriales y la cruz alta avanzan, muy bruñidos y rutilantes; detrás el párroco, con el pluvial escamoso de brocato; en seguida Cristo, en su pollina cenicienta de madera y cabeza movible, clavada en su plataforma de cuatro ruedas.
Cuando llegó al magnífico palacio de Príamo, provisto de bruñidos pórticos (en él había cincuenta cámaras de pulimentada piedra seguidas, donde dormían los hijos de Príamo con sus legítimas esposas; y enfrente, dentro del mismo patio, otras doce, construidas igualmente con sillares, continuas y techadas, donde se acostaban los yernos de Príamo y sus castas mujeres), le salió al encuentro su alma madre, que iba en busca de Laódice, la más hermosa de las princesas; y asiéndole de la mano, le dijo: —¡Hijo!
154 Otros entalles non tanto bruñidos con epitafios de títulos çiertos vi cómo eran deletos e muertos, unos testados e otros raídos: en los que pudieron por mí ser leídos las guerras que ovo Aragón fallarán, real de Hariza e Belamaçán, do non vençedores fallé nin vençidos.
Junto a aquella verja, de pie, envueltos en sus capas de color galoneadas de oro, dejando entrever con estudiado descuido las encomiendas rojas y verdes, en la una mano el fieltro, cuyas plumas besaban los tapices; la otra sobre los bruñidos gavilanes del estoque o acariciando el pomo del cincelado puñal, los caballeros veinticuatro, con gran parte de lo mejor de la nobleza sevillana, parecían formar un muro destinado a defender a sus hijas y a sus esposas del contacto de la plebe.
El bello sexo es im­paciente. Los labios finos y como bruñidos de lord Arthur se plegaron con altivo desdén. La pobre duquesa le parecía de poquísima importancia en aquel momento.
Si el mundo como pobres os desprecia, si no veis vuestro albergue solitario con bruñidos espejos de Venecia, con flamenco tapiz y mármol patrio, bendecid al Señor: de sus tesoros vendrán al cabezal de vuestro lecho espíritus angélicos en coros, que endulzarán la hiel de vuestro pecho.
Al roce de aquella gasa La niña en su afán incierta Sacaba de la cubierta Brazos y seno gentil Y dejaba ver dos globos Que a distancia igual subidos Eran blancos y bruñidos Como el índico marfil.
También habría que incluir los diferentes tipos de decoración (incisa, esgrafiada, etc) así como los bruñidos, engobes y esmaltados.
Por pobre que sea, tiene la casa saltando de limpia. Los suelos, de losa de mármol, de ladrillo ó de yeso cuajado, parecen bruñidos á fuerza de aljofifa.