burlar

(redireccionado de burlas)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo
  • pronominal

Sinónimos para burlar

chasquear

Sinónimos

reírse

Sinónimos

Sinónimos para burlar

Ejemplos ?
Los vecinos, al oír semejantes palabras en boca de un hombre que no tenía sobre qué caerse muerto, creyeron que estaba ebrio, le acompañaron con un coro de burlas y dicharachos epigramáticos hasta la puerta de su buhardilla, y le dejaron solo, pensando, colectiva y separadamente, que el pobre Juan renunciaría a su omnipotencia en cuanto roncase la mona.
Sócrates: El Dios que hasta hoy no me ha permitido hablarte; siguiendo sus aspiraciones, sólo mediando yo puedes conseguir la gloria, como antes te dije. Alcibíades: ¿Te burlas, Sócrates:?
Para extremar sus burlas y dar- las mayor escozor, inventó una jamás oída manera de versos, los de caho roto hecha observación de que los brabucones y ternejales de Triana solían comerse las últimas sílabas de un período, para hacer más huecas sus fanfarronerías.
Yo te amaré como hasta aquí, es decir, como un hermano, como un amigo, al fin tú conocerás que tu amor es imposible, te calmarás y viviremos en armonía, siendo como siempre buenos amigos. -Cristiana, ¡tú te burlas de mis sufrimientos...!
FEDERICO: Tu locura, a fe mia, es muy donosa. ¡Con burlas te me vienes! ¿La tienes en tu propia cabecera y no sabes siquiera lo que guardas en ella, vive Cristo?
(Ya había tenido que andar detrás de ella, por la vereda angosta que rodeaba al lago, en las noches que ella quería caminar). Ahora a mí no me importaba lo que dijeran los amigos ni las burlas de las novias de antes.
BARBERO Yo, señores, soy barbero, y en mi tienda un caballero entró, no estando yo en casa; y con malicias discretas y doblones, engañó mi oficial, y le sacó un estuche de lanceras en prendas de dos diamantes, y, transformado en barbero, entró tras un escudero aquí. ¡Ved si semejantes burlas para sufrir son, con que mancando a una dama, pierda el crédito mi fama, y mi tienda su opinión!
– Sí, sí, malditos ahorcados –les contesté–, volveos a vuestra horca y dejadme dormir. La misma voz volvió a decirme: – Te burlas de nosotras porque estás en una capilla.
Así que, a este nuestro amo y señor no hay que preguntarle nada, porque con una verdad mezcla mil mentiras; y, a lo que yo he colegido de sus respuestas, él no sabe nada de lo por venir ciertamente, sino por conjeturas. Con todo esto, nos trae tan engañadas a las que somos brujas, que, con hacernos mil burlas, no le podemos dejar.
Pero el que viene yo haré la enmienda, de manera que no se quejen de mí los mayorales de las mis deseadas almadrabas. A esto dijo Tomás: -Ya veo, Asturiano, cuán al descubierto te burlas de mí.
Llegué en fin, mas no os halló mi dicha en casa, y sentilo; que en la comunicación de los amigos descansa el tormento más atroz. Buscándome Santarén -ya sabéis su extraño humor-, sacó, entre burlas y veras, mi mal, por la turbación.
Y aunque el amar tu belleza Es delito sin disculpa, Castíguense la culpa Primero que la tibieza. No quieras, pues, rigurosa, Que estando ya declarada, Sea de veras desdichada Quien fue de burlas dichosa.