burlesco

(redireccionado de burlesca)
También se encuentra en: Diccionario.
  • adjetivo

Sinónimos para burlesco

festivo

Ejemplos ?
¡Ah!, yo vi lirios, rosas, nieve, oro; vi un ideal con vida y forma y oí entre el burbujeo sonoro de la linfa herida, como una risa burlesca y armoniosa, que me encendía la sangre.
El día va a expirar, y los detenidos acaban de pasar al patio inmediato, donde entonan diariamente una Salve a la Madre del Redentor, Salve sublime desde fuera, impudente y burlesca sobre el labio del que la entona, y que por bajo la parodia.
- (Superamable) ¿Qué tal tenchita? - (Seria) ¿Cómo le va? - Pos... No tan bien como a ti. (Burlesca). - ¡Largúese borracho desgraciado! ¡Gorrón! ¡Mantenido!
Lo que fue toda esa sesión: mi presencia en compañía de una ilustre anciana que por razones de estado deseaba conservar el incógnito; la burlesca estupefacción de las chicas que charlaban sin perder de vista al fenómeno; los esfuerzos míos para alejar de la situación un ridículo inexorable, las sonrisitas cruzadas de las damas ojeándonos sin cesar a la momia y a mí, toda esa interminable noche fue mucho más larga de sufrir que de contar.
Así lo conocí. El grupo de adoradores me miró como bicho raro y con aires de burlesca imposición. Arqueles Vela me dijo: ¾Yo soy escritor, soy poeta; hago cuentos.
Mas a sus pies están los hermanos que humilla el martirio irrisorio de azares tortuosos. Surca el salobre llanto su pálida mejilla y tragan las cenizas con idéntico amor; la suerte los enroda, burlesca y ramploncilla.
Nuestro militar sabe todo esto; pero sabe también que toda regla tiene excepciones, y que la edad de quince años es la edad de las excepciones; pasa, pues, rápidamente al lado de la niña con una sonrisa, mitad burlesca, mitad compasiva.
Más de un pasaje de la Catilinaria o de la oración contra Verres, la égloga entera de Alexis y Coridón, la oda burlesca a Príapo y otros cien trozos de aquellos órganos del buen gusto romano hubieran provocado gestos de hastío y de indignación, no precisamente en nuestra moderna sociedad, pero aun en el siglo de Luis XIV, más aproximado a ellos que nosotros.
Vio venir hacia él al zapatero, y conociendo su oficio por el paquete que llevaba debajo del brazo, se puso a cantar una canción burlesca: Procura que tus puntadas queden bien aseguradas; poco a poco estira el hilo porque no queden en vilo.
Otras obras suyas son Viage de Sannio (1585), poema de crítica literaria donde hace mención de numerosos ingenios de su época; La Muracinda es una narración épica burlesca de una venganza entre perros y gatos en endecasílabos blancos; poema mitológico en octavas reales es Llanto de Venus en la muerte de Adonis y narración mitológica burlesca también en octavas reales Los amores de Marte y Venus.
En la ceremonia de entrega de premios de los campeonatos de tiro de Kuwait de marzo de 2012, en la que la ganadora fue Mariya Dmitrienko de Kazajistán, se tocó por error la parodia burlesca de su himno nacional utilizada en la película Borat en lugar de la original.
En otra producción de los años 1980, The Life and Adventures of Nicholas Nickleby, se realizó una versión burlesca de la escena final de Romeo y Julieta usándose para ello algunos elementos de la época victoriana (la escena citada concluía con un final feliz en el que Romeo, Julieta, Mercucio y Paris reviven, mientras que Benvolio revela su disfraz y se descubre que es Benvolia, declarando su amor a Paris).