cañonera


También se encuentra en: Diccionario.
  • sustantivo

Sinónimos para cañonera

Ejemplos ?
En el combatieron la cañonera chilena Magallanes contra los buques peruanos Unión y Pilcomayo, en aguas de Huanillos, a unas 5 millas al norte de la desembocadura del río Loa.
La escuadra chilena estaba compuesta por cinco buques: el blindado Blanco Encalada que enarbolaba la insignia del contralmirante Williams; lo acompañaban su gemelo el Cochrane, las corbetas Esmeralda, O'Higgins, Chacabuco y la cañonera Magallanes.
La tripulación de las naves de guerra constaba de: 1600 hombres 624 extranjeros en su mayoría ingleses. 1000 marinos chilenos del puerto de Valparaíso y alrededores, De guerra: Fragata Valdivia Lancha cañonera (Ignacio Barragán).
El Huáscar entró a las 4 pm y se identificó a la nave: se trataba de la cañonera francesa Hugon, proveniente de Valparaíso.Según los informes que disponía el comandante Grau, se había tendido el telégrafo de Antofagasta a Mejillones, por lo que se suponía que al entrar a puerto, la incursión sorpresa se había acabado.
Pero cuando el Huáscar regresó a Iquique, avistó en la entrada del puerto, el 30 de mayo, a los blindados Blanco Encalada y Cochrane, a la corbeta Abtao y a la cañonera Magallanes.
Ahí se entabló el combate nocturno de Iquique entre el Huáscar y la cañonera Magallanes en la madrugada del 10, tras el cual regresó a Arica.
El Capitán de la Magallanes decidió no responder el fuego de la cañonera peruana, para concentrar su escaso armamento sobre la corbeta.
que la dotación de la cañonera, durante todo el conflicto, cumplió con su deber, conservándose hasta el último momento inalterable el orden y la disciplina.
Torino me dijo, a los varios días, que el 2º jefe de la cañonera Maipú, don Guillermo Wells, el comisario y otros oficiales del buque, entrarían en un movimiento armado, y que deseaba ponerme en relación con ellos.
se avistaron dentro del puerto y muy pegado a la costa tres buques a vapor que reconocidos resultaron serlos buques chilenos, corbeta de guerra Esmeralda, cañonera Covadonga y un transporte .
calmó la brisa y teniendo la marejada de proa, nuestro andar apenas se mantenía en las 10 millas, a pesar de hacer todo esfuerzo en la máquina para aumentar su velocidad, no distando ya mucho el momento en que iba a encontrarse la cañonera a tiro de la poderosa batería de su enemigo.
La anécdota es escrita en “El Heraldo” de la ciudad de Valparaíso el 25 de febrero de 1889 y dice: “Habíamos guardado silencio acerca de un incidente que ocurrió en el Club Valparaíso, por respeto a nosotros mismos, pero ya que él ha salido de los linderos de la conversación no podemos resistir a transcribir que acerca de ese suceso encontramos en un diario de Santiago: dice “El Independiente”: Decía pues que el cónsul argentino ofreció una comida a la oficialidad de la cañonera...