cambista

(redireccionado de cambistas)
También se encuentra en: Diccionario.
  • sustantivo

Sinónimos para cambista

cambiante

Ejemplos ?
Pero tal congelamiento tendía a ser artificial en tanto la demanda real de intis iba perdiendo cada vez más terreno frente al dólar. Este cambio se vio reflejado en la tasa de cambio libre, aquella de los cambistas de la calle, paralela al cambio oficial.
El otro uso de la palabra "templo" tiene que ver con un edificio especial, tal como el Templo de Jerusalén, que es "la Casa del Señor", donde sus fieles reciben normas y consejos relEn los textos cristianos, el templo aparece como un medio de congregación, y no es de primera importancia dentro de los aspectos de fe. Jesúsos pasajes pelea contra mercaderes y cambistas aposentados en el atrio.
Un incremento no sólo en cantidad, sino especialmente en poder e influencia de la misma, pues los burgueses pasaron de ser orfebres, comerciantes o cambistas, a propietarios de empresas vitales para la economía de sus ciudades o países, reuniendo capitales de varios millones de la época, con decenas de empleados o incluso más.
Por ejemplo, Mateo 19:25-26 dice: Jesús describió a los "cambistas" (es decir, los que se dedican al cambio de divisas) como "ladrones" y los echó fuera del Templo en Jerusalén.
Llegó a ser un mercader-banquero, categoría financiera diferenciada de los cambistas, quienes realizaban el trueque de diversas monedas contantes y sonantes y admitían depósitos para guarda y custodia, y de los usureros, que prestaban a altos intereses.
Este ya ha advertido a Caifás que si hay algún problema con los judíos cerrará el Templo, cancelando así la Pascua. Al entrar en el Templo, Jesús ve a los cambistas y procede a expulsarlos de sus mesas.
Según los Evangelios sinópticos, a continuación fue al Templo de Jerusalén, y expulsó de allí a los cambistas y a los vendedores de animales para los sacrificios rituales (el Evangelio de Juan, en cambio, sitúa este episodio al comienzo de la vida pública de Jesús, y lo relaciona con una profecía sobre la destrucción del Templo).
La Cinta VHS: Animación de Joaquín Reyes donde se muestran las aventuras de una cinta VHS recordando tiempos mejores, antes del DVD El cuadro barroco: Cuadro animado en el que los personajes de la obra Los cambistas se insultan llamándose "barroco" mutuamente.
El puerto tenía fuerte oposición: por un lado, la empresa Marítima Nacional se oponía a la construcción en Iztapa porque eso equivalía a perder el monopolio que hasta entonces disfrutaba en el Puerto San José y que le representaba el dos por ciento del valor de la carga desembarcada; por otro lado, los comerciantes y cambistas de oro se oponían y declaraban imposible la construcción del puerto en Iztapa porque dicha construcción significaba uan considerable mejoría para la capacidad comercial del país, que dejaría de realizar préstamos a intereses muy elevados.
De golpe, Roosevelt acusó las prácticas de los hombres de negocios y los banqueros en una frase que se convirtió en célebre: «Practices of the unscrupulous money changers stand indicted in the court of public opinion» («Las prácticas de los cambistas sin escrúpulos son acusadas en la corte de la opinión pública»).
En 1496 la cofradía del cambio (cambistas o banqueros) de Perugia le pidió que decorara su sala de audiencias (sala dell'udienza).
Los oficios de publicanos y recaudadores de impuestos eran considerados en la lista de los más bajos de la sociedad judía, y eran corrientes las expresiones verbales que asociaban a los «recaudadores de impuestos, ladrones, cambistas y publicanos», «publicanos y paganos», «ladrones, tramposos, adúlteros y publicanos», «asesinos, ladrones y publicanos» (ver:).