ciudadela


También se encuentra en: Diccionario.
  • sustantivo

Sinónimos para ciudadela

Ejemplos ?
Por esto he tomado figura de mortal y he dejado mi forma por la naturaleza humana, Mas, ¡oh vosotras, que habéis dejado el Tmolo, ciudadela de Libia, mujeres que sois mi comitiva, que de entre los bárbaros he tomado como acompañantes y viajeras conmigo, tomad los panderos propios de la ciudad de Frigia, inventos míos y de la madre Rea, y venid alrededor de este palacio real a aturdir a Penteo, para que lo vea la ciudad de Cadmo!
Estáis encerradas en una ciudadela impenetrable, nadie sabe que estáis aquí, alejadas de vuestros amigos y parientes, estáis ya muertas para el mundo, y sólo respiráis para nuestros placeres.
Allá iban desde temprano, generalmente después de oir misa, las amas de casa con sus criadas a la plaza, a la compra de la verdura, y en seguida a la de la carne, en las carretas del abasto situadas en la plazoleta de la Ciudadela.
Rendida esta última plaza y su Ciudadela en 1630, fue enviado á Madrid con la noticia y la capitulación, por cuyo servicio fue nombrado Gentilhombre de boca del Infante D.
PENTEO ........................................................................................ DIONISO Un bien echas en cara a Dioniso. PENTEO Mando cerrar toda la ciudadela en círculo. DIONISO ¿Para qué?
- 15 de Agosto fiesta religiosa en honor a la Virgen del Cisne en el centro de la ciudad y Fiesta en la Ciudadela El Cisne de esta cabecera cantonal.
Mi corazón se compadece de Héctor que tantos muslos de buey ha quemado en mi obsequio en las cumbres del Ida, en valles abundoso, y en la ciudadela de Troya; y ahora el divino Aquileo le persigue con sus ligeros pies en derredor de la ciudad de Príamo.
Un grupo de hombres se había reunido un día en la plaza de la Ciudadela interior del castillo cuando alguien dijo a Uchida Shouemon: "Se dice que enseñáis el arte del sable, pero si se os juzga por vuestro comportamiento cotidiano debéis de carecer de pulcritud.
En pocos años se hizo famosa en todos los bebederos de té que se encuentran yendo de Uxda a Rabbat y de Tremecen hasta Taza, la vieja ciudadela de los bandidos.
Había anochecido en Dimisch esh Sham. La ciudadela amurallada y blanca parecía aplanarse a los pies del abultado monte. En su cresta, a mucha altura sobre el nivel de la arena, se arqueaba la desolación de las palmeras.
Sócrates: ¿Crees con formalidad que entre los dioses hay guerras, odios, combates y todas las demás pasiones tan sorprendentes que los poetas y pintores nos representan en sus poesías y en sus cuadros, de que se hace ostentación por todas partes en nuestros templos, y con que se abigarra ese velo misterioso que se lleva cada cinco años en procesión a la ciudadela del Acrópolis durante las Panateneas?
Los cuarteles, incluso el de la gran ciudadela, los cuerpos de guardia que había en contorno de la muralla, abandonados los unos el resto abunda de inmundicia y de toda clase de sabandijas; no hay en ejercicio, un solo establecimiento de recreo; y en esa proporción todo lo demás que presenta a Montevideo como una colonia lóbrega colmada de miseria, en donde las gentes viven en un perfecto aislamiento, casi sin dar más muestras de racionalidad que los edificios con se libran de la intemperie ”.