conocer

(redireccionado de conozcas)
También se encuentra en: Diccionario.
  • verbo

Sinónimos para conocer

entender

percibir

Sinónimos

Ejemplos ?
Muestra tener, como en efecto tienes, afán de ir con el mago a la batalla; mas no de que conozcas ya los bienes de aquel anillo en que la magia encalla.
Fue mi lorito Amadís… ¡Qué gracioso…! y el carbonero al escucharlo se puso blanco… negro… morado y viceversa… Voy a traerlo para que lo conozcas… ¡Es único!
Protarco ¿Hablas, Sócrates, del precepto: conócete a ti mismo? Sócrates Sí; y es evidente, que la inscripción diría lo contrario, si dijera: no te conozcas en manera alguna.
¿No sientes que el mundo es más grande, más puro el sire y más azul el cielo? ¡Ah, cuando la veas, Orfeo, cuando la conozcas...! ¡Entonces sentirás la congoja de no ser más que perro como yo siento la de no ser más que hombre!
Ahora bien: manque tú no conozcas a la Picarona, la Picarona te conoce a ti, porque tú pasas cuasi tos los días, porque no tiées más remedio que pasar, por la acerita en que ella vive, y yo sé de mu güena tinta que tú le gustas a ella a morir, y que por mo de esto yo no adelanto naíta con ella, y por eso me he dicho yo pa mí: «Si Manolo le tira los chambeles a esa gachí, esa gachí se cuela de chipé; a los quince u veinte días Manolo está cantando tangos y soleares en la proa del trasarlántico, y la Picarona al ver que en el estuche no quea más que un reló de plata y otros cuantos de níquel, pos lo que es natural: chingaíta de muerte porque se le ha escapao el de oro, pos apechugará con el de Plata, y como el de plata soy yo..., ¡pos velay tú!
Me ha parecido también á mí, después de haber entendido todas las cosas desde el principio con diligencia, escribírtelas por orden, oh muy buen Teófilo, 4. Para que conozcas la verdad de las cosas en las cuales has sido enseñado.
Lector, si tengo la dicha de que ha tiempo me conozcas, si de mis cantares gustas, y con mis relatos gozas; si eres de los que mis libros con dulce indulgencia tomas, cual pasatiempo inocente de desocupadas horas, ven a la pobre buhardilla donde en la miseria moran dos españoles que a Francia trajo el Dios de las discordias.
Palas Atenea le oyó, agilitóle los miembros todos, y especialmente los pies y las manos, y poniéndose a su lado pronunció estas aladas palabras: —Cobra ánimo, Diomedes, y pelea con los teucros; pues ya infundí en tu pecho el paterno intrépido valor del jinete Tideo, agitador del escudo, y aparté la niebla que cubría tus ojos para que en la batalla conozcas a los dioses y a los hombres.
Ved aquí lo que hará el hijo de Cronos, si cumple su amenaza: Os encojará los briosos caballos, os derribará del carro, que romperá luego, y ni en diez años cumplidos sanaréis de las heridas que os produzca el rayo; para que conozcas tú, la de los brillantes ojos, que es con tu padre contra quien combates.
arta XXVIISolo de la virtud proviene la verdadera felicidad No soy tan vergonzoso que me meta a hacer curaciones estando enfermo, antes yaciendo como tú en el mismo sanatorio, hablo contigo del mal de los dos y te comunico los remedios. Escúchame, pues, como si hablara conmigo mismo: te admito para que conozcas mi secreto.
Salmos 144 1 BENDITO sea Jehová, mi roca, Que enseña mis manos á la batalla, Y mis dedos á la guerra: 2 Misericordia mía y mi castillo, Altura mía y mi libertador, Escudo mío, en quien he confiado; El que allana mi pueblo delante de mí. 3 Oh Jehová, ¿qué es el hombre, para que de él conozcas?
31 Aun estaba la palabra en la boca del rey, cuando cae una voz del cielo: A ti dicen, rey Nabucodonosor; el reino es traspasado de ti: 32 Y de entre los hombres te echan, y con las bestias del campo será tu morada, y como á los bueyes te apacentarán: y siete tiempos pasarán sobre ti, hasta que conozcas que el Altísimo se enseñorea en el reino de los hombres, y á quien él quisiere lo da.