considerar

(redireccionado de consideraban)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo

Sinónimos para considerar

pensar

Sinónimos

juzgar

Sinónimos

respetar

Sinónimos

Sinónimos para considerar

Ejemplos ?
Fue por los meses finales de la guerra, en instantes en que aún la lucha era dura y difícil, ocasión en que llegaron a Cuba rumores de que la dictadura de Batista estaba gestionando la adquisición de grandes cantidades de armas a Inglaterra, entre ellas los aviones tipo Sea Fury, que se consideraban de gran volumen de fuego y de alguna eficacia para las tareas de ametrallamiento y bombardeo.
Los inversionistas financieros reprobaron el nuevo gabinete. Lo consideraban "inexperto" y recriminaban la ausencia de Pedro Aspe en la cartera de Hacienda.
Creció la crítica de los inversionistas del exterior al no poder comunicarse con los funcionarios hacendarios, pues el pánico ante lo que consideraban una "sobrerreacción de los mercados" los llevó a encerrarse en sus oficinas.
El yo ha sido tan fuertemente envanecido, soliviantado, libertinado, que de pronto se rompen los lazos con los demás y el “yoizado” cae en el pozo del abatimiento que lo lleva a la autodestrucción, como ser agresivo, neurótico, alcohólico, drogadicto y otros escapes, a veces intelectualistas o de demagogia política, a una sed de refugio que se generó en los conceptos iniciales del humanismo ingenuo de los griegos, hoy, en el acabóse, por no aceptar que la dignidad y la libertad sólo se dan en función del grupo dialogante y solidario en pos de acuerdos benefactores realmente del grupo o, repito, Tloque Nahuaque (Juntos y cercanos como los dedos de la mano: la hermandad, la amistad), según lo consideraban nuestros abuelos prehispánicos.
48 Las cooperativas han señalado la necesidad de reformular el precitado artículo toda vez que consideraban que la exigencia de previa y vinculante consulta a Defensa de la Competencia resultaba discriminador.
Que había personas que ya se consideraban afectadas en sus intereses por el anuncio del programa de Gobierno que desarrollaría y que incluía la supresión de juegos prohibidos; intensificación del reparto de tierras; apoyo a las demandas obreras que fueran justificadas, etcétera.
Lo cierto es que revela la existencia de la confrontación real entre los sectores populares realmente independentistas y la de los funcionarios y miembros de las elites políticas y económicas que consideraban que era necesario evitar que el pueblo hiciera en realidad la independencia, porque en ese caso, dicen los señores en su texto, que las consecuencias serían temibles.
Así, Ovidio Decroly y María Montessori difundieron en la primera cuarta parte de nuestro siglo, movimientos psicodidácticos, pergeñados desde Comenio, Rousseau, Froebel y Pestalozzi hasta John Dewey, pero que en la escuela monolítica de los intereses de clase, tanto feudal como burguesa, no se consideraban apropiados, por los riesgos “liberales” a que podrían ser orilladas sus sociedades elitistas.
De modo artesanal e intuitivo, quienes tenían primer grado consideraban que lo más fácil para los infantes, era la letra, elemento simple para el adulto, pero descuidaban que eso se convertía en lo más abstracto para los niños y que sólo partiendo de expresiones cotidianas o de su propio nombre, del de sus hermanos, del de sus padres o amigos adquiría una significación lectora.
El brazo fue pegado; pegado estuvo bien. Ellos no quisieron obrar así más que para matar a Principal Guacamayo; consideraban como malo que se enorgulleciese.
Habíase de mezclar el día siguiente en un riesgo tan sangriento; y cuando todos se prevenían de defensa o consideraban los peligros, él comentaba y leía a Polibio.
Si esto fue así, entonces debemos entender el mestizaje como una corrupción de la “raza” desde la óptica hispánica. En el siglo XVI los españoles consideraban a los indígenas como animales, carentes de alma.